Telefónica y las razones por las que sigue sin convencer a los gestores

Los gestores ven a Telefónica sin catalizadores alcistas, mientras llegan nuevas amenazas. El sector tampoco nada en la abundancia

Las acciones de Telefónica llevan prácticamente un mes estancadas por debajo de los 4 euros, en medio de la desconfianza que generaron sus resultados entre los inversores y sin argumentos claros en el horizonte para meter otra marcha en bolsa.

Los márgenes de la operadora se siguen moviendo a la baja, a lo que se suma el descenso del flujo de caja, en un entorno cada vez más competitivo que pone en tela de juicio la rebaja de la deuda.

Publicidad

La última batalla la planteó Vodafone, que volverá a regalar terminales para estimular la contratación de su oferta convergente.

Fuera de Europa, las amenazas de largo plazo son todavía más peligrosas. Amazon planea ofrecer servicios de telefonía a bajo coste o incluso gratis a sus clientes prime.

Con esta mezcla de elementos inciertos, Telefónica echa en falta la mano amiga de los gestores profesionales. Sin embargo, los expertos consultados por finanzas.com no ven demasiado claras las perspectivas de la operadora y del sector.

Sector deflacionario y con márgenes a la baja

“El sector en Europa se mueve a golpe de rumores sobre fusiones, es bastante complicado y turbio ver hacia dónde va”, dijo Alfonso de Gregorio, gestor de Finaccess Value en ‘Hechos relevantes’, el podcast de mercados de finanzas.com.

Se trata de un sector “muy deflacionario” en el que “los márgenes se mueven a la baja” y en donde la competencia sigue incrementándose, lamentó de Gregorio.

Publicidad

Si hay algo que seduzca a los gestores es la visibilidad de los negocios en los que invierten y del propio sector en general. Aquí, se puede pasar de un periodo de concentración al nacimiento de un nuevo operador que tire los precios y obligue a las compañías a mover ficha, dijo el gestor de Finaccess Value.

Publicidad

La única razón que encontró de Gregorio para estar en Telefónica es el dividendo. La operadora ofrece una rentabilidad a sus accionistas del 7,6 por ciento y genera caja suficiente para pagarlo. Para invertir, “el sector teleco no lo acaba de ver atractivo, más allá del dividendo”, remachó Alfonso de Gregorio.

Telefónica, sin catalizadores

En la misma línea, José Lizán, gestor de Rreto Magnum Sicav, dijo a finanzas.com que la realidad de Telefónica es que “hay ausencia de catalizadores” y el “desapalancamiento está muy parado”.

“No es un sector que goce de un apetito inversor enorme, la empresa está controlada, pero hacen falta catalizadores a corto plazo, porque los que hay no son excesivamente positivos”, explicó este experto.

Publicidad

Tal y como explicó finanzas.com, la preocupación entre los expertos es la rentabilidad del modelo de negocio a largo plazo, dada la caída de márgenes que reportó la operadora en el primer trimestre.

Las amenazas en el horizonte

Mientras que no hay catalizadores positivos para tirar del valor, las amenazas latentes cada vez preocupan más a los gestores.

De hecho, Lizán leyó el movimiento de Amazon en los Estados Unidos en clave de alerta para todo el sector.

Es verdad que Telefónica no compite en este mercado, pero “si empiezan los grandes proveedores de tecnología a meterse en este servicio, sin que los reguladores hagan algo, puede ser una hecatombe”, apuntó.

Publicidad

Al final, las empresas tienen una deuda enorme para pagar las infraestructuras, para que luego venta un tercero que compita con precios más agresivos.

Lizán cree que, en última instancia, los reguladores europeos no permitirían esta desigualdad, pero los cambios en el sector tecnológico son de tal calado, que todo puede pasar, advierte.

Telefónica ante el riesgo de perforar soportes

Desde el punto de vista técnico, Telefónica viene realizando máximos decrecientes desde los máximos del año en los 4,15 euros y “podría perforar el soporte de mayo ante la debilidad existente”, dijo Diego Morín, analista en IG.

El valor sigue en un rango lateral bajista, estancado entre los 4,03 y los 3,87 euros. A corto plazo, el peligro es “la pérdida de la directriz alcista que viene desarrollando desde el pasado mes de diciembre del año 2022”, recalcó Morín.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de