Bruselas obstaculiza el revulsivo que necesita Telefónica

El mercado da por sentada la fusión entre Orange y Masmóvil pese a la apertura de una investigación en profundidad por parte de Bruselas. Los accionistas de Telefónica siguen con interés el proceso

El éxito de la fusión entre Orange y Masmóvil es una operación que preocupa mucho más allá de las cúpulas de ambas compañías. 

De hecho, se trata de uno de los catalizadores que podrían insuflar fuerzas renovadas a la acción de Telefónica, con el objetivo de recuperar los niveles de julio de 2022 (rozando los cinco euros) y quién sabe si anteriores a la pandemia (sobre los seis euros). 

Si bien, Bruselas ha ensombrecido en las últimas horas las esperanzas de que este asunto llegue a buen puerto. 

Bruselas abre una investigación exhaustiva sobre Orange-Masmóvil  

En concreto, la Comisión Europea anunció el lunes la apertura de una investigación exhaustiva sobre la fusión, ante el peligro de que esta “pueda reducir la competencia en la prestación minorista de servicios de banda ancha móvil y fija y en la oferta de paquetes de servicios múltiples en España”. 

Específicamente, al Ejecutivo comunitario le preocupa que la disminución de operadores pueda dar lugar a precios más elevados y a una menor calidad de los servicios de telecomunicaciones para los clientes españoles. 

Por ello, la institución comunitaria anunció la apertura de esta investigación en profundidad y prolongó el plazo para tomar una decisión hasta el 21 de agosto de este año. 

Telefónica sufre en bolsa tras la decisión de Bruselas 

Tras anunciarse la noticia, Telefónica se dejó el 1,25 por ciento de su valor en bolsa, el martes, hasta situarse en los 3,95 euros. 

Y es que, hasta hace bien poco, el mercado daba por sentado que Bruselas terminará por aprobar la unión de ambas compañías de telecomunicaciones.

Publicidad

De este modo, los inversores descontaban que la fusión redundaría en una reducción de la competencia en el mercado español (beneficiando, de manera indirecta, a compañías de la competencia como Telefónica). 

No hay que olvidar que Orange y Masmóvil son el segundo y cuarto mayor operadores de telecomunicaciones en España, uno de los principales mercados de Telefónica (y, de hecho, el que más preocupa a los inversores, dada su pobre evolución reciente). 

Por eso, las buenas perspectivas que tenía el mercado respecto a la fusión entre Orange y Masmóvil han sido uno de los motivos que han alentado el buen comportamiento reciente de Telefónica, que sube más de un 20 por ciento desde los mínimos de octubre. 

“Una de las cosas más importantes que pesan sobre la cotización de Telefónica es la regulación y, en concreto, la fusión de Orange y Masmóvil", apuntaba recientemente Juan Peña, analista de GVC Gaesco. 

¿Son normales las dudas de Bruselas sobre la fusión?

Si bien, algunos expertos creen que el tono duro expresado por Bruselas en su comunicación entra dentro de lo normal.  

Es el caso de Peña, que resta importancia a las salvedades expresadas por Bruselas en su comunicado de este lunes y mantiene que todo sigue su curso. 

"Es un proceso normal que se esperaba. Lo habitual es que un caso así fuera a fase dos. Cualquier operación complicada va a fase dos, que es analizarla en mayor profundidad”, explica este experto. 

"En verano tendrán que tomar la decisión, pero no cambia para nada con respecto a los mensajes que había enviado con anterioridad", defiende Peña.  

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Whatsapp | Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de