Rovi aguantará los 70€ pese al golpe de los hermanos López-Belmonte

Los López-Belmonte venden un 5% de Laboratorios Rovi a 64,5€, lo que implica un descuento del 9,5%. Sin embargo, el valor aguantará en los 70€

Los analistas creen que Rovi tiene mimbres para cotizar por encima de 70 euros pese al golpe en forma de desinversión de la familia López-Belmonte. Es la saga fundadora y máxima accionista de Laboratorios Rovi, pero vendió el lunes el 5 por ciento de la compañía a 64,5 euros.

En concreto, los accionistas de referencia colocaron 2,8 millones de títulos por 180,8 millones de euros. Implica un descuento del 9,5 por ciento, reduciendo su participación en Rovi al 55,2 por ciento del capital desde el 60,2 por ciento anterior.

Publicidad

A continuación, la cotización se ajustó a esta circunstancia y cotizó el martes con caídas del 8,5 por ciento, sobre los 64,9 euros.

Rovi cotiza por encima del precio de colocación

Si bien, pese al castigo, Laboratorios Rovi sigue cotizando por encima del precio de colocación, lo que ha sido señalado como una prueba de fortaleza de la cotizada (habitualmente, las acciones suelen irse al precio de colocación).

“La gente confía mucho en el valor. Cuando tienes una referencia de precio -vender 180 millones-, se suele poner un descuento porque es un bloque muy grande, pero el mercado no le ha puesto precio por debajo de la colocación, es una muestra de confianza del mercado”, apunta Juan Ros, analista de Intermoney Valores.

Publicidad
Publicidad

Ros recuerda, además, que el valor ha sufrido algunos reveses en los últimos meses, como los lotes de vacunas contra el Covid-19 contaminados en Japón, este verano; o el profit warning de Moderna. Pero, tras las caídas iniciales provocadas por estos sucesos, siempre ha recuperado por encima de niveles de 70 euros. Cree que ahora también sucederá algo así.

De hecho, el lunes antes de conocerse la desinversión, marcaba 71,20 euros.

El compromiso de la familia López-Belmonte

Entre los factores que pueden dar estabilidad a la acción, Ros destaca el “compromiso” de la familia fundadora para seguir poseyendo una posición de control de la compañía, por encima del 50 por ciento del capital, a través de la sociedad Norbel Inversiones. Ello da tranquilidad al mercado.

“Los hermanos López-Belmonte son relativamente jóvenes, no veo falta de interés por el negocio. Hay que entender que quieran vender una parte”, asevera.

Pedro Echeguren, analista de Bankinter, es menos optimista.

Publicidad

Opina que la noticia es “negativa” y que “el descuento al que se realiza la venta es elevado, lo que indica que el potencial respecto al cierre del lunes es limitado”. Por eso, ha recortado su precio objetivo desde los 77,5 euros. Pero, aun así, en su caso también tiene un precio objetivo por encima de 70 euros, en los 71,20 euros, y recomendación de comprar.

El consenso de Bloomberg también le otorga un precio de 70,69 euros a 12 meses.

La desinversión coincide con una recompra de acciones

Los analistas consultados por finanzas.com también destacan el hecho de que la desinversión coincide con un programa de recompra de acciones por parte de la compañía, como herramienta para amortiguar el posible castigo por la operación.

“El programa de recompra de acciones en curso (queda por comprar el 0,5 por ciento del capital) debería ayudar a absorber parte del flow back esperado tras la colocación”, apunta Echeguren.

Publicidad

Aunque a Ros no le acaba de convencer el hecho de que la recompra de acciones y la desinversión hayan coincidido en el tiempo.

“Hacer la colocación ahora quizá no es lo más estético. No sé si tendrían que haber esperado para hacer la recompra. Quizá es el pero que se le puede poner a la operación. No era el mejor timing para una compañía muy bien gestionada, en la que hay vocación de la familia por seguir en la gestión”, zanja Ros.

En portada
Noticias de