El caso Villarejo cuesta a Iberdrola dos rebajas en su calificación

Dos casas de análisis han reducido la calificación a Iberdrola en los últimos días tras la imputación de Sánchez Galán

Los analistas de Bankinter han rebajado su recomendación sobre Iberdrola desde ‘comprar’ hasta ‘neutral’ y han reducido su precio objetivo desde 13 euros a 11,70 euros por acción.

Entre los motivos que han motivado este cambio de la recomendación se encuentra “la implicación de varios miembros del equipo gestor en el "caso Villarejo", que podría afectar a la presencia de Iberdrola en las carteras ESG (que invierten por razones ambientales, sociales y de gobernanza)”, según explican los analistas del banco en un informe difundido este martes.

Asimismo, Iberdrola ha recibido recientemente otras dos bajadas de la recomendación por parte de otras casas de análisis: una de RBC Capital Markets, que el 28 de junio situó en ‘infraponderar’ las acciones de la compañía; y otra de Deutsche Bank, que el 22 de junio las colocó en “retener” (aunque el banco alemán ha desvinculado su recorte de la recomendación del lío judicial al que se enfrenta la compañía eléctrica española).

Otros factores bajistas para Iberdrola: el anteproyecto de ley y la rotación cíclica

Si bien, el caso Villarejo (por el que José Ignacio Sánchez Galán, consejero delegado de la empresa, y otros directivos del grupo podrían haber incurrido en delito contra la intimidad, cohecho y falsedad en documento mercantil) no es el único factor que motiva la revisión de Bankinter.

En concreto, la entidad cita asimismo la “posible eliminación de la sobreretribución conocida como ‘beneficios caídos del cielo’ que reciben las nucleares, las hidráulicas y las eólicas anteriores a 2005”, así como la “rotación sectorial hacia sectores más ligados al ciclo”.

En el caso del anteproyecto de ley que prepara el Gobierno, “la medida tiene que pasar el trámite parlamentario y podría, además, enfrentarse a demandas en los tribunales por parte de las eléctricas. En cualquier caso, pone de manifiesto el riesgo regulatorio al que está sujeto el sector”, dice el informe de Bankinter, que calcula entre 300 y 400 millones el impacto que esta medida podría tener en las cuentas de la eléctrica.

Publicidad

En cuanto a la rotación sectorial, Bankinter afirma lo siguiente: “La alta eficacia de las vacunas y los avances en el ritmo de vacunación están permitiendo la apertura gradual de la economía y la recuperación de los beneficios de las empresas más cíclicas. Como resultado de esta rotación sectorial, las empresas con ingresos regulados, con crecimiento estructural o bond- proxy, pierden atractivo tras un año 2020 donde registraron fuertes revalorizaciones”.

Publicidad

Iberdrola, la segunda peor compañía del IBEX 35 en 2021

En este contexto, Iberdrola se deja un 11 por ciento en el año, lo que la convierte en la segunda compañía más bajista del IBEX 35 en un año en el que el selectivo sube casi un 10 por ciento.

Aun así, el consenso sigue siendo benévolo con la eléctrica: 14 analistas recomiendan comprar, 18 mantener y solo dos vender.

De hecho, los propios analistas de Bankinter reconocen que Iberdrola es un valor que les gusta con perspectiva de medio-largo plazo.

“El grupo es un claro ganador en el proceso de mayor electrificación y rápida descarbonización al que se enfrenta el nuevo modelo energético. Su posicionamiento en renovables y en redes, la diversificación geográfica y una sólida estructura financiera le permiten capturar las oportunidades en el nuevo escenario de transición energética”, dice el informe.

Iberdrola, una compañía con sólidos fundamentales

Así las cosas, no es de extrañar que hace muy pocos días Ángel Pérez, de Renta 4, comentase que estas correcciones podían ser aprovechadas para comprar una compañía con muy buenos fundamentales a mejores precios.

Tras las caídas, Iberdrola tiene un potencial del 14 por ciento hasta su precio objetivo de 11,84 euros.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de