La desconfianza en Siemens Gamesa anula su hoja de ruta

Los analistas observan con distancia los esfuerzos de Siemens Gamesa para dar credibilidad a su estrategia. Las renovables siguen en horas bajas

Siemens Gamesa protagoniza una última semana del año de anuncios operativos como la firma de contratos de mantenimiento de aerogeneradores con Iberdrola, o de suministro al promotor indio Ayana Renewable Power Six Private, pero sus movimientos siguen sin convencer a un mercado que desconfía de su trayectoria.

La empresa de energías renovables ha visto su cotización reducida un 9,9 por ciento durante el último mes, y extiende esas pérdidas hasta el 37,78 por ciento en lo que va de 2021, un año muy negativo para el valor. También lo ha sido para el sector de las energías renovables.

Publicidad

Los analistas, además, mantienen una postura distante respecto a la compañía, como muestra el hecho de que 15 de los 26 analistas del consenso mantengan una recomendación neutra sobre Siemens Gamesa, que también ve como siete de ellos abogan por vender sus títulos, mientras que solo cuatro expertos la consideran como una buena inversión en estos momentos.

El precio objetivo de la acción a 12 meses vista se sitúa en 22,85 euros, lo que implicaría una leve mejora del 8 por ciento respecto a su precio actual en torno a los 21,2 euros.

El acuerdo en la India se queda corto

Siemens Gamesa anunció en un comunicado remitido el lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la firma de un pedido con el promotor indio Ayana Renewable Power Six Private para suministrarle 84 aerogeneradores, en un proyecto que contará con una capacidad total de 302 megavatios.

De acuerdo al comunicado de la compañía, la puesta en marcha del proyecto está prevista para el año 2023, y se suma a dos pedidos cerrados en julio de 2021 para la plataforma Siemens Gamesa 3.X, adaptada específicamente al mercado indio y que la cotizada española considera que "jugará un papel clave" en el impulso a la transición energética del país.

Publicidad
Publicidad

Con este tercer pedido, Siemens Gamesa suministra una capacidad total de 925 megavatios en la India, donde la empresa ha instalado más de siete gigavatios de energía desde 2009.

Desde Renta 4 consideran que la noticia tiene un sesgo positivo "en tanto que refuerza la actividad comercial y el posicionamiento en un importante mercado para la compañía", pero señalan que "el contrato supone aproximadamente el 0,6 por ciento de la cartera de pedidos actual", e indican que Siemens "no ha comunicado que el acuerdo incluya contrato de mantenimiento".

Con estos matices, el banco opta por mantener su recomendación de infraponderar las acciones de la empresa, a la que asigna un precio objetivo muy bajista de 17,52 euros.

Una reacción similar a la noticia ha tenido Bankinter, desde donde mantiene la recomendación de vender unos títulos que valoran en 19,20 euros, recalcando que "las perspectivas para 2022 siguen siendo débiles, con una perspectiva de descenso de ingresos ante los retrasos en proyectos y cuellos de botella".

Publicidad

El mercado sigue impasible a las buenas noticias

Tan solo un día después del anuncio del pedido en India, Siemens Gamesa ha hecho oficial la firma de contratos para el mantenimiento de aerogeneradores que suman casi dos gigavatios en 69 parques eólicos de Iberdrola en España y Portugal.

Con estos nuevos de contratos de servicios de mantenimiento, que suman un total de 1.928 megavatios en un periodo de tres a cinco años, Siemens Gamesa se consolida como el principal proveedor de servicios de operación y mantenimiento para Iberdrola en la península.

Ni el cierre de esta operación, en cambio, ha ayudado a que la empresa levante cabeza en bolsa durante la jornada del martes, donde ha llegado a registrar caídas del 1,31 por ciento en el gráfico intradía, a pesar del anuncio.

JP Morgan también rebaja su previsión para Siemens Gamesa

Dentro del cúmulo de malas previsiones hechas para Siemens Gamesa, JP Morgan ha sido una de las entidades que ha rebajado su estimación al precio objetivo de la empresa. Anteriormente lo situaba en 22,5 euros a fecha de junio de 2023, y ahora lo estima en 22 euros, ligeramente por debajo del precio medio del consenso.

"Esperamos que la deuda neta aumente a unos 2.000 millones de euros en 2023, frente a los 200 millones de euros del año pasado, impulsada por la reversión del capital circulante, la salida de provisiones, una elevada inversión de bienes de capital, y menores beneficios", asegura el informe de la entidad financiera.

Publicidad

Su precio objetivo de cara a junio de 2023 cae a 22 euros, indica también el informe, porque reduce sus estimaciones de flujo de caja, llevándole a mantener una recomendación neutral sobre una empresa que sigue sin convencer al mercado.

En portada

Noticias de