El IBEX 35 visita niveles previos al confinamiento

Coincidiendo con la eliminación de unos de los últimos vestigios del Covid, las mascarillas en el transporte público, el IBEX 35 regresa a niveles de finales de febrero de 2020

Transcripción del podcast

Hay que remontarse al 25 de febrero de 2020, en las sesiones previas al confinamiento por Covid-19, para ver al IBEX 35 en niveles similares a los actuales.  

Publicidad

Entonces el indicador cerraba en los 9.250 puntos. Había iniciado la cuenta atrás desde los 10.083 puntos marcados el día 19 de ese mes, hasta los 6.107 puntos con los que cerró la jornada del 17 de marzo de 2020.  

Todavía le queda mucho camino por recorrer para alcanzar los máximos por encima de los 10.000 puntos marcados antes de la pandemia. Pero por ahora se mueve en la dirección correcta.  

El IBEX 35 se ha convertido en uno de los índices que mejor está aprovechando el viento que sopla a favor de la renta variable en este arranque de año.  

En esta última sesión ha sacado partido de la última comparecencia de Powell en la que insistió en que los precios han entrado en un proceso de desinflación, tal como repitió varias veces tras la última subida de tipos. 

Atención a las cifras de empleo de EEUU 

Hizo también una matización y es que las buenas cifras de empleo en los Estados Unidos certifican que la lucha contra la inflación durará más tiempo de lo previsto y que serán necesarias más subidas de tipos.  

Pero el IBEX 35 está en modo positivo y solo se queda con lo bueno. La revista Inversión ya lo anticipó el pasado mes, cuando anunció que el objetivo este año del índice estaba en los 10.800 puntos, lo que supone una revalorización del 22 por ciento desde los niveles marcados a mediados de enero en los 8.890 puntos. Ahora está más cerca de la meta.  

Publicidad
Publicidad

Y lo hace coincidiendo con la eliminación de unos de los últimos vestigios del Covid, las mascarillas en el transporte público. 

Apoyo del sector bancario

Una de las condiciones imprescindibles enjugar todas las pérdidas acumuladas desde la pandemia es que el sector bancario apoye con sus subidas. De momento, lo está haciendo. Y tras presentar resultados, las perspectivas para sus acciones han mejorado.  

El IBEX tiene la ventaja de que todavía está a la espera de que la mayoría de sus empresas presenten sus cuentas. Y salvo algunas excepciones negativas, las previsiones son optimistas, sobre todo con el sector energético, que puede darle otro impulso al índice.  

Publicidad

También cuenta con aliados fuera de nuestras fronteras, como es el hecho de encontrarnos en el tercer año del ciclo presidencial estadounidense, que suele regar con subidas el ejercicio bursátil. 

En portada

Noticias de