Iberdrola superará los 1.000M€ de beneficio

Iberdrola elevará el beneficio del primer trimestre hasta los 1.057,4M€, el 3,14 por ciento más que un año atrás, mientras caerán el ebitda y el margen bruto

Iberdrola rendirá cuentas al mercado el miércoles 27 de abril, día en el que dará a conocer los resultados acumulados durante el primer trimestre del año y se espera un beneficio de 1.057,4 millones de euros, según el consenso de finanzas.com. 

Las ganancias serían así el 3,14 por ciento superiores a los 1.025,2 millones de euros conseguidos en el mismo periodo del año pasado. En cambio, el beneficio bruto de explotación (ebitda) y el margen bruto descenderían. 

Publicidad

El ebitda mermaría el 5,45 por ciento, hasta los 2.660,5 millones de euros, frente a los 2.814 registrados hace un año. Por su parte, el margen bruto retrocedería hasta los 4.500 millones de euros, el 2,25 por ciento menos, desde los 4.604 millones del primer trimestre de 2021. 

1.400 millones de euros por trimestre 

Con estas cifras, Iberdrola deberá acelerar en los próximos trimestres para alcanzar el objetivo marcado de un beneficio anual de entre 4.000 y 4.200 millones de euros el cual logrará, según explicó la compañía, gracias a las perspectivas para el negocio renovable. 

El propio presidente de la eléctrica, José Ignacio Sánchez Galán, explicó en su último encuentro con los analistas que se sienten “cómodos” con el objetivo, que provocaría un incremento de las ganancias anuales de entre el 3 por ciento y el 8 por ciento respecto a los 3.885 millones de euros ganados en 2021. 

Publicidad

La tendencia positiva va a continuar en 2022”, aseguraba Galán a los expertos que siguen la compañía después de cerrar el año pasado un beneficio récord que superó a la guía de 3.800 millones de euros anunciada a inicios de año.

Apoyos para los objetivos 

Para mantener dicho ritmo desde la compañía se confía en una mayor aportación de las centrales hidroeléctricas que el año pasado se vieron afectadas por la sequía, a lo que se suma la entrada en funcionamiento de la central de Támega, en Portugal. 

El mercado se fijará en si los Estados Unidos y Brasil mantendrán el buen comportamiento operativo con el que cerraron el año, además de las cifras de la nueva capacidad de energía renovable instalada, el peso de los activos regulados de redes y la fortaleza financiera. 

Publicidad

Respecto a las finanzas, Iberdrola cerró 2021 con una liquidez de 19.500 millones de euros que cubrían las necesidades de financiación durante 2 años y dentro de un contexto como el actual, inflacionista, contaba con el 80 por ciento de su deuda financiada a tipo fijo y una vida media superior a los 6 años. 

Además, Iberdrola desea seguir apostando por un fuerte ritmo de inversiones y para apoyarlo contaba a cierre de diciembre de 2021 con un flujo de caja libre de 8.914 millones de euros.

Actuar ante la inflación y los precios de la energía 

El inversor estará pendiente a los mensajes que Iberdrola lance sobre el marco regulatorio vigente y cómo le sigue afectando a los ingresos regulados una vez que Galán ya avisase de que las intervenciones “artificiales” suelen producir resultados “indeseables” para advertir que, a una mayor presión fiscal, mayores costes que se trasladan a los precios. 

Los accionistas también querrán comprobar cómo la eléctrica está haciendo frente a la inflación después que aprobase salvaguardas para protegerse contra la subida de precios en un trimestre donde los precios de la electricidad tocaron máximos. 

Publicidad

Los títulos de Iberdrola caen sobre el 3,5 por ciento en lo que va de año y el consenso no espera un gran rebote de cara a los próximos 12 meses, pues, pese a que no registra ninguna recomendación de venta en el panel de Bloomberg y la mayoría de los consejos son de compra, se estima que tiene capacidad para llegar hasta los 11,71 euros desde los 11,37 euros actuales, por lo que el potencial de rebote ronda el 5 por ciento. 

En portada

Noticias de