Grifols refuerza su expansión en los Estados Unidos con 7 nuevos centros de plasma

La farmacéutica catalana cierra la operación en 55,2 millones de dólares

La farmacéutica Grifols refuerza sus planes de expansión en Estados Unidos con la compra de siete centros de plasma de la empresa Kedplasma.

La operación se cierra en 55,2 millones de dólares, unos 46 millones de euros, según informó este miércoles la compañía catalana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Un movimiento que llega, según explica Grifols, para aumentar el aprovisionamiento de plasma gracias a los 240.000 litros anuales que obtienen los siete nuevos centros.

1,4 millones de litros más

La farmacéutica de Víctor Grifols señala que “los esfuerzos para acelerar” su plan de expansión, que vio la luz verde el pasado enero, le permiten disponer “de manera inmediata” de 1,4 millones de litros adicionales.

Grifols cuenta con una red de 296 centros en los Estados Unidos y otros 55 en Europa, en países como Alemania, Austria o Hungría.

Inmersa en la búsqueda de un tratamiento contra el Covid-19 a través del plasma, la compañía aumenta de esta forma las reservas de su principal negocio en un momento complicado.

Publicidad
Publicidad

Encarecimiento de costes

“En 2020 se registró un 15% menos de suministro de plasma por el Covid”, explican en Barclays sobre el impacto de la pandemia en Grifols.

Algo que “aumenta las presiones de los márgenes”, según indica JP Morgan, cuyos analistas recortan el pronóstico de ebitda de Grifols para este año en más de un 10%.

En el segundo trimestre, además, surgirían “nuevas amenazas competitivas” que podría repercutir en una pérdida del 15% de los ingresos de la farmacéutica.

Este menor suministro se suma al incremento de los costes asociados a la obtención del plasma en el primer trimestre del año.

“El aumento del coste de recogida de plasma se ha consolidado e impactará negativamente en los márgenes de futuro”, explican los analistas de Bankinter en una revisión sobre Grifols.

Publicidad

Caída en picado en bolsa

Al filo del mediodía, las acciones de Grifols suman un 0,76% hasta superar los 22 euros por título.

Sin embargo, su cotización en el IBEX 35 se ve lastrada en 2021, con una pérdida del 6% en el acumulado del año que confirma que la farmacéutica no consigue sobreponerse del desplome de los mercados que dejó el coronavirus el año pasado.

Tras llegar a máximos históricos por encima de los 34 euros en febrero de 2020, el precio de Grifols cayó hasta los 26 euros a mediados de marzo.

Más de un año después, sus acciones pierden un 13% mientras que en el último ejercicio se dejaron un 24%.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de