Caixabank rompe máximos de 3 años apoyado en unos inversores entregados a su plan

Caixabank se va a máximos de 3 años con un fuerte respaldo de interés inversor. Las expectativas de tipos animan y el plan estratégico convence

Caixabank es uno de los mejores valores de la bolsa española este año, con una subida del 40 por ciento, lo que coloca a la entidad a la par que Banco Sabadell y Repsol.

El banco sufrió en el parqué con el estallido de la guerra en Ucrania, lo mismo que el resto de entidades financieras. Sin embargo, la trayectoria alcista desde comienzos de mayo es impecable y se tradujo en alzas del 17 por ciento en apenas dos semanas.

Publicidad

La presentación del plan estratégico, que incluye una recompra de acciones por 1.800 millones de euros y un objetivo de pay out del 50 por ciento, terminó por acelerar un rebote que ha colocado a la entidad en niveles bursátiles no vistos desde 2019.

Además, el banco tiene menos exposición al entorno global al estar está centrado en el mercado doméstico, lo que reduce las opciones de que pueda sufrir mayores impactos.

Los tipos y el plan estratégico despejan la ruta

Al igual que el resto del sector bancario, las expectativas de subidas de tipos de interés en Europa fueron muy bien recibidas por Caixabank.

Estas expectativas de incremento en el precio del dinero se han traducido en unas mejores guías de ingresos para el sector, lo que a su vez provocó una rápida reversión del sentimiento de mercado que favoreció a los bancos, dijeron los analistas de Bloomberg Intelligence.

Publicidad
Publicidad

Además, la buena acogida del mercado al plan estratégico está apoyando la remontada. Es el primero que presentaba la entidad tras su fusión con Bankia y dio la talla con los accionistas.

“Los mensajes sobre la distribución de capital en el futuro y, especialmente, la confirmación de una recompra de acciones por valor de 1.800 millones de euros podrían considerarse positivos y, probablemente, el principal aspecto destacado”, dijeron en Deutsche Bank.

En este sentido, el plan de distribuir capital por 9.000 millones de euros entre 2022 y 2024 (incluidos los 1.800 millones de la recompra) es uno de los aspectos que más convención a los analistas de UBS, y uno de los argumentos para tener Caixabank en cartera.

Caixabank despliega la maquinaría alcista

Igualmente, la cotización superó en su momento una zona de resistencias convertida ahora en soporte, desde donde volvió a entrar dinero, lo que confirma el interés inversor, según dijo en José Luis Herrera, analista de Banco de Inversión Global (BIG) en el podcast El cierre de finanzas.com.

Es algo que acostumbran a hacer los valores cuando surgen dudas, pero “si se validan zonas de resistencias, suelen confirmar la ruptura previa y por lo tanto dan paso a una continuidad o despliegue de un nuevo tramo alcista”, explicó Herrera.

Publicidad

“El valor está en tendencia alcista y sale al alza de un patrón de continuación definido por los máximos anuales al superar los 3,28 euros”, coincidió en el diagnóstico el director de análisis de la revista Inversión, Josep Codina.

La clave para cimentar los rebotes está en el rango de los 3,6-3,8 euros, la resistencia que Caixabank tiene ya a la vuelta de la esquina y cuya superación supondría liquidar los máximos de cuatro años.

Continuidad de los avances

A juicio de Herrera, el valor “está dejando atrás la directriz bajista de muy corto plazo, que además coincidía con el nivel previo de resistencia”, un movimiento que debería tener continuidad en caso de que supere los 3,43 euros.

Más arriba, los siguientes objetivos del rebote apuntan a los 3,78 y los 4,2 euros. Por abajo, es fundamental no perder los 3,2 euros, recordó Codina, lo que dejaría a Caixabank en rango lateral.

Publicidad

Es más, todavía tendría un soporte en los 2,9 euros, con extensión hasta los 2,8 euros, donde los precios se podrían sujetar en caso de giro bajista. La cuestión es que en los 2,76 euros está la media de sesiones, cuya pérdida podría complicar mucho el panorama.

En portada
Publicidad
Noticias de