Los bancos españoles afrontan una subida de impuestos en Brasil

Bolsonaro estudia aumentar del 20% al 25% el impuesto conocido como CSLL

Brasil planea aumentar un impuesto a las entidades financieras y a la industria química, al tiempo que eliminará un impuesto federal sobre el diésel y el gas como parte de la estrategia del presidente Jair Bolsonaro para suavizar el impacto de los altos precios de la energía.

Los bancos, entre los que se encuentran las principales entidades españolas, como el Santander, verán cómo el impuesto conocido como CSLL aumentará del 20% al 25%, mientras que para las cooperativas de crédito y las compañías de seguros la subida será del 15% al 20%, según un decreto provisional publicado en el Diario Oficial este martes.

Mientras tanto, el Gobierno paralizará el llamado impuesto PIS / Cofins al combustible diésel en marzo y abril y lo eliminará permanentemente sobre el gas que utilizan los hogares para cocinar.

Caídas en bolsa

Los mercados brasileños cayeron este martes, y tanto las acciones como la moneda quedaron rezagadas respecto de sus principales pares.

Las acciones de los bancos cayeron hasta un 3% en las primeras operaciones, lo que se sumó a las pérdidas registradas el lunes después de que el periódico O Globo informara sobre los planes de Bolsonaro.

La decisión de Bolsonaro se produce poco más de una semana después de que despidiera al CEO de la petrolera estatal Petrobras, argumentando que los precios del combustible carecían de claridad y aumentaban constantemente.

Publicidad
Publicidad

Desactivar la huelga

Es parte de sus esfuerzos para desactivar una posible huelga de camioneros mientras hace un guiño a los brasileños pobres que están sufriendo el impacto económico de la pandemia.

El aumento de los precios del diésel afecta en gran medida a los camioneros, que se encuentran entre los principales partidarios de Bolsonaro y que amenazaron con ir a la huelga el mes pasado.

Los camioneros, enfadados con los altos precios, ya paralizaron Brasil en 2018, bloqueando el transporte de carga en un país que depende del transporte por carretera.

La banca espera que la medida sea temporal

El Gobierno se apresura a aprobar otra ronda de ayudas mensuales este año, y las discusiones comenzarán en el Congreso este martes.

La primera ronda de ayuda expiró en diciembre y, desde entonces, la popularidad de Bolsonaro se ha deslizado hacia mínimos históricos.

Publicidad

La patronal bancaria de Brasil, Febraban, dijo que, si bien comprende el momento difícil que atraviesa el país, el sistema tributario se ha distorsionado tanto que está obstaculizando la productividad.

“Los bancos ya han estado contribuyendo a la economía y la sociedad durante la pandemia y, con este aumento de impuestos, están llamados a contribuir aún más”, dijo el presidente de Febraban, Isaac Sydney, en un comunicado. "Estamos seguros de que se trata de una medida temporal y circunstancial".

En portada
Publicidad
Noticias de