Banco Santander surfea las elecciones en Brasil

El perfil de riesgo de Banco Santander en Brasil no se ve alterado, de momento, por los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales

El mercado brasileño es la principal fuente de beneficios de Banco Santander, por lo que desde Boadilla del Monte se mira con gran atención el proceso electoral que se está desarrollando en el país. 

En concreto, Brasil aportó 1.365 millones de beneficio neto atribuido durante el primer semestre de este año, frente a los 4.894 millones del conjunto del grupo.  

Publicidad

Esto supone un 27 por ciento del total de retorno logrado por el conjunto del grupo bancario en ese lapso de tiempo. 

"No coment" desde Santander: prefieren no interferir en la contienda electoral

Si bien, desde la propia entidad prefieren no hacer comentarios al respecto, para no interferir en la contienda electoral, que aparenta ser mucho más reñida de lo que parecía en un principio, entre el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva y el populista conservador Jair Bolsonaro. 

En concreto, Lula, presidente de Brasil entre 2003 y 2010, obuvo el 48,4 por ciento de los votos en la primera ronda de las elecciones presidenciales, celebradas este domingo, frente al 43,2 por ciento de Bolsonaro (presidente actual).  

El próximo 30 de octubre tendrá lugar la segunda vuelta.  

Publicidad
Publicidad

“No hacemos ningún comentario sobre los procesos electorales, el banco siempre colabora con todos los gobiernos, independientemente del signo político, y consideramos que es un país con enorme potencial de crecimiento”, explica una portavoz de la entidad. 

En todo caso, lo que sí dejan claro desde Boadilla del Monte es que su apuesta por Brasil se mantiene firme: “El banco sigue aumentando y afianzando su base de clientes en aquel país y cuentan con excelente rentabilidad”. 

El negocio brasileño de Banco Santander va como un tiro

En concreto, algunos datos sobre el país invitan al optimismo: el margen de intereses aumentó un 2 por ciento en el primer trimestre del año, mientras que los créditos subieron un 9 por ciento y los depósitos, un 4 por ciento. 

Esto, quizá, es una de las razones que explican por qué los inversores no están nerviosos ante un posible cambio de gobierno en el país (según las encuestas, ganará Lula da Silva, el candidato menos promercado). 

“Las métricas de la franquicia son buenas - rentabilidad/RoTE en el entorno del 27,8 por ciento (versus un 13,7 por ciento para el conjunto del grupo) y una ratio de eficiencia en el 30,5 por ciento (versus un 45,5 por ciento para el conjunto del grupo)”, apunta en ese sentido Rafael Alonso, analista de Bankinter. 

Publicidad

Otro de los motivos por los que no se está dando la volatilidad que suele ser habitual en los procesos electorales (Santander cotiza prácticamente plano, con un retroceso del 0,10 por ciento este lunes) tiene que ver con que el hecho de que la victoria del Partido de los Trabajadores está descontada.  

"La victoria de Lula no es una sorpresa porque adelantaba de manera holgada (con una intención de voto superior al 50 por ciento) a Bolsonaro en las encuestas”, apunta Alonso. 

Lula no asusta al mercado: en su anterior presidencia mantuvo la ortodoxia fiscal

De hecho, un tercer motivo está relacionado con el hecho de que, durante su anterior presidencia, Lula ya mantuvo la ortodoxia económica (es decir, disciplina fiscal y control de la deuda sobre PIB). 

"A la vista de su trayectoria y de la mencionada fragmentación del Congreso, es poco probable que una victoria de Lula se traduzca en un fuerte giro a la izquierda", apunta en ese sentido Luis López Vivas, economista para América Latina del equipo Macro Research de AXA IM. 

Publicidad

Por último, Alonso recuerda que la situación macroeconómica en Brasil está mejorando considerablemente gracias, en gran parte, al buen trabajo realizado por el banco central del país, que se halla más adelantado en el ciclo monetario que el BCE o la Fed. 

"El trabajo realizado por el Banco Central de Brasil empieza a dar resultados. Tras subir el tipo de interés de referencia (tasa Selic) desde el 2 por ciento (en febrero de 2021) hasta el 13,75 por ciento actual, la inflación se aleja de los máximos anuales (8,7 por ciento en agosto versus 12,1 por ciento en abril)", explica Alonso. 

Asimismo, en este contexto la confianza de los empresarios también está mejorando considerablemente (62,8 puntos en septiembre respecto a los 56,0 en enero de 2022). 

La bolsa de Brasil, la única en positivo este 2022

Esta mejora del entorno macroeconómico también se aprecia en la bolsa de Brasil, la única que se mantiene en verde en lo que va de año, con un alza de casi el 5 por ciento, frente a los descalabros de dos dígitos que se registran en otras grandes plazas financieras del mundo. 

Se trata de una revalorización que podría aumentar este lunes cuando abra la bolsa local tras la primera vuelta de las elecciones, pues los analistas creen que los inversores premiarán el buen resultado de Bolsonaro (por encima de las encuestas).

Publicidad

Así las cosas, desde Bankinter, Alonso es optimista: “La victoria de Lula da Silva en la primera vuelta de las presidenciales en Brasil no altera significativamente el perfil de riesgo Santander, al menos por ahora". 

Aunque López Vivas no tiene tan claro que el mercado estrella de Banco Santander vaya a mantener las buenas perspectivas macro en el medio plazo. 

"El próximo gobierno heredará una economía estancada y una difícil situación fiscal. Lamentablemente, el dividido Congreso de Brasil probablemente obstaculizará cualquier intento significativo de abordar esto", avisa. 

En portada
Publicidad
Noticias de