Banco Santander: el mercado descuenta un aumento del dividendo del 36% 

Banco Santander ofrecerá un retorno a sus accionistas del 9% teniendo en cuenta la suma del dividendo en efectivo y la recompra de acciones

Banco Santander aumentará el dividendo en un 36 por ciento el próximo ejercicio, hasta los 0,19 euros por acción, según las estimaciones de Bloomberg Dividend Forecast consultadas por finanzas.com.  

Esta nueva previsión compara con los 0,14 euros que calculaban previamente los analistas y supondrá para Banco Santander ofrecer una rentabilidad por dividendo a sus accionistas del 5,26 por ciento, sin tener en cuenta el efecto de posibles recompras.  

Publicidad

Con cargo a los resultados de 2022, Banco Santander repartió un dividendo de 0,1176 euros, lo que supone un pay out del 40 por ciento.  

No obstante, de cara a los resultados de 2023, el banco ya anunció que elevará el pay out hasta el 50 por ciento, “distribuido en torno al 50 por ciento en dividendo en efectivo y el 50 por ciento en recompras de acciones”, según explicó la entidad.  

El dividendo, una pieza fundamental para los bancos 

El dividendo se ha convertido en una pieza fundamental para los bancos, en la medida en que es la herramienta para transferir a sus accionistas la mejora en resultados. 

El grupo cántabro reportó un incremento del margen de intereses en España del 56 por ciento, mucho mayor de lo esperado por el mercado.   

Publicidad

Las subidas de tipos y el bajo coste del riesgo impulsaron esta variable, que no se eclipsada por el incremento de las remuneraciones de los depósitos.  

Publicidad

La consecuencia es que Banco Santander reportó una rentabilidad sobre el capital tangible (Rote) del 14,5 por ciento, una de las más elevadas del sector.  

Además, la trayectoria es ascendente, lo que supone que esta rentabilidad al alza “le ha permitido fija” el pay out en un 50 por ciento, explicaron los analistas de Deutsche Bank.  

A esta corriente también se ha sumado Banco Santander, con un segundo programa de recompra de acciones por 921 millones de euros ejecutado entre marzo y abril de este año, equivalente al 1,64 por ciento del capital social.  

Publicidad

Tanto o más importantes que los dividendos en efectivo son los programas de recompra de títulos propios como herramienta para distribuir capital entre los accionistas. Por ejemplo, como el que acaba de anunciar Caixabank por 500 millones de euros o los 1.000 millones que recomprará BBVA.  

El efecto de las recompras para Banco Santander 

Como estas acciones fueron amortizadas, se produjo una reducción del capital social, lo que implica mayores rentabilidades para los accionistas.  

En concreto, la combinación de las recompras con los 4.800 millones que Banco Santander pagó en dividendos en efectivo ofrece una rentabilidad total para los accionistas del 9 por ciento, de acuerdo con los cálculos de Deutsche Bank.  

“Esperaríamos que esta política se mantenga mientras las acciones se negocien significativamente por debajo del valor en libros” explicaron las fuentes consultadas. Actualmente, el valor en libros está en las 0,8 veces.  

Publicidad

La clave en Banco Santander es que las recompras podrían generar más valor a largo plazo para los accionistas, especialmente después de muchos años de inundar los mercados con nuevas acciones como consecuencia de su política de dividendo en especie. 

Banco Santander incuba una figura de continuidad alcista 

Desde el punto de vista técnico, las acciones de Banco Santander recuperaron el pulso alcista en bolsa tras el buen dato de inflación en los Estados Unidos, lo que permitió un fuerte rebote de las entidades financieras en el IBEX 35.

En velas diarias, el valor “podría estar desarrollando una figura de banderín con implicaciones alcistas”, dijo a finanzas.com José Luis Herrera, analista técnico independiente.  

De acuerdo con sus proyecciones, la acción tendría que dejar atrás los 3,67 euros y después de los 3,74 euros. No obstante, los 3,74 euros son techos del canal, por lo que podría verse en estos niveles un cierto agotamiento alcista.

Por abajo, habrá que vigilar bien el soporte de los 3,5 euros, y más abajo los 3,4 euros, ya que su pérdida invalidaría la figura alcista de banderín.  

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de