Ana Botín derriba los demonios bursátiles de Banco Santander

La cotización de Banco Santander se giró bruscamente al alza tras descartar Ana Botín una ampliación de capital para comprar Banamex, pero las incógnitas aún siguen abiertas

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, salió al rescate de las acciones y derribó los demonios bursátiles que lastraban a la entidad, tras negar tajantemente que el banco planee una ampliación de capital para comprar Banamex.

En el complicado equilibrio entre resultados presentes y expectativas futuras, las cifras anuales del grupo cántabro habían quedado deslucidas con caídas del 1 por ciento en bolsa.

Publicidad

Como ya explicó finanzas.com, la posibilidad de que Banco Santander tenga que pedir dinero al mercado para embarcarse en la aventura mexicana de la filial de Citi es uno de los lastres que sujetaban la cotización.

Los analistas no entendían cómo unos resultados “buenos” y de récord pasaban sin pena ni gloria por el parqué, más allá de la natural recogida de beneficios que suele darse con la presentación de las cifras.

Pero en cuanto Botín dejó claro que el grupo no ampliará capital, la cotización se giró con fuerza al alza y las pérdidas del 1 por ciento se convirtieron en subidas del 1,6 por ciento.

Publicidad

La incógnita de Banamex

Del mismo que la presidenta de Banco Santander dejó claro que no habrá ampliación de capital, también apuntó que la entidad cántabra tampoco se quedará de perfil y explorará potenciales ofertas por Banamex.

Citigroup está de retirada en este mercado, en el que la pérdida de cuota ha pasado del 20 al 10 por ciento. Pero si Banco Santander se hace con la filial del banco estadounidense, será un rival de peso para BBVA en el país.

Publicidad

El problema son las incógnitas que aún no se han despejado “Nos han dejado sin saber qué va a pasar con Banamex, pero aquí la cuestión es que todavía no se sabe lo que van a vender”, explicaron en fuentes del mercado.

“Hay valoraciones que oscilan entre los 5.000 y los 15.000 millones, así que la ampliación de capital no se puede descartar”, recordaron las mismas fuentes.

El mercado mexicano no fue precisamente el que más brilló en resultados. El beneficio ordinario en el país fue de 835 millones de euros, el 8 por ciento más que en 2020. No obstante, los ingresos descendieron el 4 por ciento y el margen de intereses se contrajo el 2 por ciento.

Los tipos de interés reales más bajos y los menores volúmenes de las carteras de renta fija explican esta evolución más discreta, junto con un incremento de los costes del 4 por ciento.

Publicidad

SANTANDER (SAN)SANTANDER (SAN)

0,010,23 %
2,64

Buenos resultados para Banco Santander

La intervención de Ana Botín dio un giro al banco en bolsa, un rumbo más acorde con unos resultados que los analistas calificaron como un punto de partida optimista de cara al resto del año.

En opinión de Rafael Alonso, analista de Bankinter, las guías para este año que ofreció el banco son un factor “positivo”. Especialmente importantes fueron las proyecciones de rentabilidad ROTE, del 13 por ciento, y las de capital CET1 “fully loaded”, del 12 por ciento.

“Me quedo con la fortaleza en la generación de ingresos y con el hecho de que por fin ha conseguido saltar por encima del 12 por ciento en la ratio de capital”, dijo a finanzas.com Marisa Mazo, analista de GVC Gaesco Valores.

Las cifras que presentó el banco confirmaron “la buena evolución operativa”, con un margen bruto que creció el 4 por ciento interanual, gracias a la inversión crediticia, recordó Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco.  

Publicidad

No obstante, sí es cierto el mercado “esperaba más en términos de pay out”, no el 40 por ciento que han dado para el 2022, expuso Mazo, aunque este umbral es un mínimo que podrán superar, recordó esta experta.  

Lo que sin duda es importante es el capital. Al fijar el objetivo del 12 por ciento, el banco sentó las bases para mantener una política de remuneración a los accionistas “atractiva”, en palabras de Alonso.

En conjunto, “la calidad de los activos es buena y supone un punto de partida positivo sobre todo por el lado de los ingresos, porque ya se sabe que el coste del riesgo tiene que crecer el año que viene por los atípicos en los Estados Unidos”, resumió Mazo.

En portada
Publicidad
Noticias de