Trece diputados «tories» amenazan a May con votar en contra del Brexit

Trece diputados conservadores han advertido mediante una carta a Theresa May que votarían en contra del acuerdo del Brexit en el Parlamento británico si no hay un cambio en la política pesquera en el periodo de transición que el Gobierno firmó con Bruselas esta semana. A ellos se le une además Sammy Wilson, el portavoz del brexit del Partido Unionista de Irlanda del Norte, el DUP, socio de Gobierno de May e imprescindible para que esta no pierda la mayoría que tiene en la Cámara de los Comunes.

El pacto, rubricado este lunes, deja todo como está hasta diciembre de 2020 y Reino Unido tendrá que aceptar la normativa europea hasta esta fecha, aunque ya sin voz ni voto en el Parlamento europeo.

Entre estas medidas se incluye la de la política pesquera, por tanto hasta enero de 2021 los barcos europeos podrán seguir faenando en aguas británicas. Algo que no querían ni ver los más euroescépticos conservadores y que no ha sentado nada bien entre sus filas.

El escrito, según el periódico «The Guardian», parece haber sido coordinado por Grupo de Investigación Europeo. Formado por 60 integrantes «tories», los más brexiter de este bando, y liderados por el excéntrico Jacob Rees-Mogg, uno de los firmantes de la carta, continúan presionando para conseguir una ruptura total con la UE inmediatamente después de marzo de 2019, cuando se efectuará el Brexit.

La endeble mayoría de May hace necesario que los conservadores voten en bloque ese acuerdo para no sufrir una derrota en el Parlamento que dejaría una situación verdaderamente complicada. Hasta otoño de este año no se votará en los Comunes el acuerdo final al que llegue Reino Unido con la Unión Europea y hasta entonces no hay prevista una votación sobre el periodo de transición, por lo que aún quedan meses para que la primera ministra trate de convencer a los de su partido. El Partido laborista ha apoyado el pacto sobre este periodo que durará hasta 2020 así que en ese sentido May no tiene ningún problema.

Solo entre sus filas ha despertado tensión, sobre todo por tener que asumir la normativa europea en materia de inmigración y de pesca. La UE quiere mantener el acceso recíproco existente para sus pescadores a las aguas del Reino Unido después del Brexit. Cosa a lo que se niegan desde el Gobierno y que este grupo de diputados considera una «calamidad» para la industria pesquera británica.

En el escrito aseguran que «terminar este período sin medidas compensatorias será un desastre adicional para la flota pesquera ya destrozada del Reino Unido, particularmente para la flota de bajura, lo que erosionará aún más la prosperidad en las comunidades costeras vulnerables». Por este motivo se posicionan en contra de este acuerdo.

Además de esta carta pescadores y algunos de estos diputados firmantes han organizado esta mañana una protesta en el Támesis arrojando pecado al rio en protesta por este tema.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.