Termina la odisea del barco danés con 110 inmigrantes

Terminó esta madrugada la odisea de los 110 inmigrantes que se encontraban desde el viernes en el buque mercante danés Alexander Maersk frente al puerto de Pozzallo (Sicilia). Pasada la medianoche, la nave pudo atracar tras recibir la autorización del ministerio del Interior. El alcalde de la ciudad siciliana, Roberto Ammatuna, hizo ayer un llamamiento al gobierno: «Respeto las decisiones del ministro Salvini. Pido solamente por razones humanitarias que pueda atracar la nave en Pozzallo. Se trata de una embarcación no adaptada a acoger más de 100 inmigrantes. La ciudad pide un gesto de humanidad». En primer lugar desembarcaron las mujeres y un padre con su hijo de cinco años. Dos días antes esta familia había tenido que ser separada: La madre y dos hijas de dos y ocho años tuvieron que desembarcar por razones sanitarias, mientras el padre permanecía en la nave con el hijo. Desde el día anterior se habían movilizado voluntarios para acoger a los refugiados.

El alcalde de Pozzallo agradeció al ministro del interior el «haber aceptado la petición de desembarco por razones humanitarias». «Hoy ?oncluyó Roberto Ammatuna? es un día importante, porque además del final feliz del caso, se ha demostrado que la solidaridad es todavía un sentimiento difuso».

La Lifeline, en Malta

Mientras tanto, la nave alemana con bandera holandesa, Lifeline, con 224 inmigrantes, que se encuentra al sur de Malta en aguas internacionales, podría atracar en un puerto maltés. Así lo ha señalado el portavoz del gobierno francés, benjamín Griveaux, a la emisora de radio Rtl. «Ahora ?ha dicho Griveaux- surge una solución europea con un posible desembarco en Malta». Esta solución es fruto de una conversación mantenida ayer entre el presidente francés Macron y el primer ministro maltés Joseph Muscat.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.