«Suspender la vista de apelación es otro atropello contra Leopoldo López»

Alberto Ruiz-Gallardón va camino de la prisión de Ramo Verde cuando atiende a ABC por teléfono este lunes. Acaba de salir del Palacio de Justicia de Caracas donde se ha suspendido, por enfermedad de un juez, la vista sobre la apelación del líder opositor venezolano Leopoldo López, encarcelado por el régimen de Nicolás Maduro desde hace más de dos años. Al que fuera dirigente del PP, retirado de la política desde septiembre de 2014 cuando dimitió como ministro de Justicia, le acompaña en el coche la esposa de López, Lilian Tintori; el letrado español Javier Cremades; y el abogado venezolano Juan Carlos Gutiérrez. Gallardón, que se incorporó hace unas horas a la defensa del preso político, condenado a casi catorce años de cárcel, se muestra indignado por lo que acaba de ocurrir minutos antes. Además, se da la circunstancia de que el propio detenido también fue conducido al Palacio de Justicia sin que su asistencia jurídica pudiera contactar con él.

-¿Se cree la razón esgrimida para que se suspendiera la vista?

-El proceso de Leopoldo ha sido irregular desde el primer minuto, según ha reconocido el Ministerio Fiscal. Pero en un Estado de Derecho, cuando es de verdad un Estado de Derecho, siempre existe una segunda oportunidad. Y esa es la oportunidad que se acaba de perder. Una segunda oportunidad para invalidar un proceso lleno de irregularidades, que no ha contado con ninguna garantía democrática para el acusado. Y que no se haya celebrado la vista nos ha dejado muy preocupados.

-¿Cómo han explicado esa suspensión de la apelación?

-Han hecho un alegado que nosotros vamos a valorar. Lo que tenemos claro es que si se vuelve a poner una fecha la semana que viene, porque se trata de una enfermedad temporal, o si se nombra un juez sustituto, podremos confiar en que se retome la apelación. Pero si, como nos tememos, todo se mete en un cajón, como se ha hecho hasta ahora, pues estará claro que es un nuevo atropello contra la libertad de Leopoldo y contra los derechos humanos. Algo normal desde que empezó esta pesadilla.

-¿Se lo temían?

-Pues sí, la verdad es que los antecedentes invitaban a pensar que esto se podía producir. Pero vamos a seguir adelante y mañana (este martes) vamos a presentar un manifiesto de juristas contra lo que está ocurriendo en Venezuela. No vamos a callarnos.

Minutos después de esta charla, ABC vuelve a contactar con el exministro para conocer si se les ha permitido visitar al político encarcelado.

-No nos han dejado verle a pesar de que, como su defensa que somos, tenemos derecho a hacerlo. Pero lo que ha ocurrido después ha sido muy emocionante. La familia de Leopoldo, con su mujer Lilian a la cabeza, nos ha guiado, dando la vuelta al recinto carcelario, a un lugar del barrio de Ramo Verde, en una zona elevada, junto al pabellón donde está aislado Leopoldo López. Su esposa se ha puesto a gritar, llamándole, y él le ha contestado. Ha sido muy emocionante ver lo que hace esta familia, que no hay calificativos para describir su lucha y su amor por Leopoldo, para poder hablar con él.

-¿Qué les ha dicho él desde su celda?

-Ha preguntado si estábamos junto a su esposa Javier Cremades, Juan Carlos Gutiérrez y yo. Oír su voz ha sido muy reconfortante para todos. Además, lleva tres días incomunicado y aislado, sin ningún tipo de contacto con nadie.

-¿Tiene esperanza en que esto se acabe alguna vez?

-Hemos venido a intentar ayudar a que se haga justicia con una persona injustamente tratada, condenada y retenida, a la que se le están negando los más elementales derechos a la asistencia jurídica.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.