Susana Díaz no renuncia a buscar apoyos dentro del PSC para ganar las primarias del PSOE

Susana en tierra hostil, o no tanto. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, comenzó ayer a trabajarse el apoyo de una militancia, la catalana, que es a priori la más refractaria a sus intereses en la carrera de las primarias hacia la secretaría general del PSOE. Apoyada principalmente en la federación del Baix Llobregat ?por así decirlo, la menos PSC y más PSOE de las agrupaciones socialistas catalanas?, Díaz se dejó arropar por los cerca de 200 militantes que conforman su red de apoyo en Cataluña, y con los que ayer mantuvo una reunión de trabajo. Un encuentro preparatorio del que se espera que sea, el próximo día 26, el mitin de puesta de largo de la candidata socialista en Cataluña.

El apoyo unánime de la militancia del PSC a la negativa del exlíder socialista Pedro Sánchez a facilitar la investidura de Mariano Rajoy, y la posición de Díaz nada contemporizadora con el nacionalismo catalán, colocan, sobre el papel, a la líder andaluza como la candidata con menos entrada en Cataluña. Una parte del PSC, la que ayer se dejó ver en la sede del partido, piensa precisamente lo contrario. Históricos como Josep Maria Sala, el exalcalde de L?Hospitalet y exministro Celestino Corbacho, o el excordinador del PSC en el Baix Llobregat Joaquín Fernández -dimitido tras la apuesta, luego rectificada por el PSC, por la vía canadiense- arropan a Díaz.

La candidata comió también con dirigentes de la UGT catalana, entre ellos su presidente, Matías Carnero, cara visible del sector del sindicato menos tentado por el soberanismo. Al «proceso» precisamente aludió ayer la presidenta de la Junta, que prometió que el PSOE, el PSC y ella misma serán «muy activos» en ofrecer una solución al soberanismo. Díaz llamó al voto de la «ilusión» y dejar de lado el «rencor».

Tres en liza

Aunque la depuración de su censo de militantes ha disminuido el peso de los socialistas catalanes con respecto al de otras agrupaciones ?de segunda a tercera o cuarta, a falta del cierre definitivo?, hasta 14.232 militantes del partido podrán votar en las primarias del PSOE, un número nada desdeñable y al que ninguno de los tres candidatos en liza quiere renunciar.

La visita ayer de Díaz deja a Pedro Sánchez como el único de los aspirantes que todavía no ha recalado en Cataluña. Patxi López fue el primero ?lleva tres visitas, y hoy repite? en presentar su proyecto a los socialistas catalanes. Para el exlendakari la receta para frenar el independentismo es sencilla: hay que reconocer a Cataluña como «una nación cultural» pero no como «una nación política».

Por su parte, Sánchez -que no visitará Cataluña hasta el 22 de abril y es el favorito según todas las quinielas- apuesta por reformar la Constitución para que se «reconozca a Cataluña como nación», sin que todavía se conozca el detalle de su propuesta. Para llevar a cabo su campaña en Cataluña ha fichado a la alcaldesa Núria Parlon, firme defensora de un referéndum en clave federal.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.