Rusia de nuevo bajo sospecha por un ciberataque sufrido por Italia

El Ministerio de Exteriores de Italia sufrió en 2016 un ataque atribuido a 'hackers' rusos, según el periódico británico 'The Guardian', que ha descartado el robo de correos electrónicos con datos clasificados.

El ataque, reconocido por fuentes del Gobierno italiano, comenzó en primavera del año pasado y se prolongó durante más de cuatro meses. Por aquel entonces, era ministro Paolo Gentiloni, ahora al frente del Ejecutivo desde la dimisión de Matteo Renzi.

Los 'hackers' habrían tenido acceso a informes elaborados por las embajadas y por personal de Exteriores, pero las fuentes han aclarado a 'The Guardian' que la información sensible está encriptada y que el propio Gentiloni evitaba usar el correo electrónico. Aun así, el Ministerio reforzó su seguridad tras el ciberataque.

Dos fuentes citadas por el rotativo británico han señalado a Rusia como probable origen del ataque, algo negado desde Moscú. «No hay hechos que corroboren estas acusaciones», ha dicho la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajarova, a la agencia de noticias italiana ANSA.

El mes pasado, dos hermanos italianos fueron detenidos por entrar en los correos de miles de personas, entre ellas el presidente del Banco Central Europeo (BCE). Las autoridades dijeron entonces de que no había pruebas que vinculasen a estos sospechosos con algún país extranjero.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.