Reformar el monumento que recuerda el atentado costará 300.000 euros

El monumento en honor a las víctimas del 11-M , ubicado en la estación de Atocha, será reformado después de varios años semiabandonado. El Ayuntamiento de la capital, que dirige Manuela Carmena, destinará una partida de 300.000 euros para rehabilitar la membrana interior, donde figuran los nombres de los asesinados en el atentado yihadista de 2004.

La actuación del Consistorio tendrá lugar casi dos años después de que la edil de Cultura y Deportes, Celia Mayer, prometiera su rehabilitación. Según fuentes municipales, la obra se ejecutará tan pronto como se licite el proyecto, con la previsión de que arranque en el próximo mes de septiembre. Como adelantó ABC, esta reforma estaba planteada para el año pasado, aunque finalmente no se produjo. Quedó en el aire pese a que estaba presupuestada en las Inversiones Financieramente Sostenibles (IFES) del Ayuntamiento para 2016, con una partida total de 220.000 euros. Solo se redactó el proyecto, adjudicado por 20.000 euros.

El espacio, gestionado por el Consistorio (50%) y Renfe y Adif (25% cada una), arrastra varios prácticamente abadonado. La membrana de plástico en la que figuran los nombres de los fallecidos quedó tirada por los suelos hasta cinco veces en apenas unos años. Esta situación afloró un conflicto entre las tres entidades, habida cuenta de que el Ayuntamiento estuvo sin abonar su parte entre 2008 y 2013. Renfe y Adif exigieron al Gobierno de Ana Botella (PP) que pagase lo adeudado, aunque sin éxito. Bajo el pretexto de los problemas económicos, en 2013 se procedió a una solución que no requeriese maquinaria, con la consiguiente instalación un sistema de aire comprimido que mantuviera firme la estructura. Tras la rotura del cable que aguantaba la membrana, volvió el problema.

La intención ahora es sustituir esta estructura por otra autoportante que permite su sujeción de forma individual. Desde Cultura sostienen que la obra no solo mejorará su agarre, sino que también rebajará considerablemente el coste de su mantenimiento. El sistema de aire, instalado como un parche a su deterioro, cuesta a las arcas municipales 60.000 euros al año, según apuntan desde el área de Patrimonio del Ayuntamiento.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.