Puigdemont reprocha ante el Rey las «negligencias» del Estado

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aprovechó su coincidencia este jueves con el Rey Felipe VI en una entrega de premios en Barcelona para denunciar las «negligencias» del Estado con Cataluña. En un acto de la patronal Fomento del Trabajo, al que también asistió la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente catalán defendió que Cataluña ha ejercido un liderazgo empresarial y económico a pesar de no haber contado con las herramientas necesarias.

El mandatario independentista denunció la falta de políticas fiscales propias, las carencias en infraestructuras, la imposibilidad de controlar el mercado laboral o la regulación energética y reprochó que «el Estado ha negligido en sus deberes respecto a Cataluña». En su intervención, también criticó la «judicialización de cualquier acción política» hecha desde Cataluña y la «fiscalización» de la acción internacional de la Generalitat.

Frente a los reproches de Puigdemont, Felipe VI centró su discurso en alabar la innovación e internacionalización económica. El Rey realzó la importancia de contar ya con un gobierno en marcha, «condición necesaria e imprescindible para el correcto desarrollo de nuestra vida pública en todos los ámbitos de actividad». Entre ellos, destacó el aspecto económico y empresarial, «fundamental para el progreso y el bienestar de la sociedad».

Frialdad entre ambos

El monarca y el líder autonómico volvieron a coincidir en Barcelona un mes después de que se vieran también en la capital catalana en otra entrega de premios en la que se mostraron cordiales aunque distantes. En el encuentro de ayer, sin embargo, destacó la frialdad entre ambos y que antes de arrancar el acto casi no interactuaron pese a estar codo con codo. Durante la entrega de premios sí tuvieron algún momento más distendido.

En el acto hubo más referencias al difícil contexto político que vive Cataluña. El presidente de Fomento, Joaquim Gay de Montellà, pidió que se resuelva «la cada vez más grande» distancia con España «a través del diálogo, la negociación y el pacto» y animó a «encontrar el camino de confluencia». El presidente de la CEOE, Juan Rosell, añadió que «es clave que nos respetemos» y que ha llegado «la hora de la gran política, con concordia».

Fomento del Trabajo ha entregado las Medallas de Honor, en esta ocasión a Francisco Javier García Sanz, presidente del consejo de administración de Seat, y a Javier Godó, del Grupo Godó. Además, los premios Carles Ferrer condecoraron al grupo Indurken, a Condis Supermercados, al Grupo Carinsa y a Salgot.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.