¿Por qué acudió Bildu al homenaje a Miguel Ángel Blanco en Ermua?

La imagen resultó llamativa: este miércoles, por primera vez en 19 años, los que han transcurrido desde que ETA secuestró y asesinó a Miguel Ángel Blanco, Bildu acudió al homenaje que se rindió al que fue concejal del PP en Ermua en esta localidad vizcaína. Además de dos concejales de la coalición de la «izquierda abertzale», estuvo presente uno de sus portavoces y hombres fuertes, Peio Urizar, secretario general de EA -uno de los grupos que conforman Bildu junto a Sortu, Aralar y Alternatiba-.

«Desde EH Bildu queremos reconocer y reparar a todas las víctimas sin ningún tipo de exclusión», ha asegurado esta mañana el parlamentario Julen Arzuaga durante una entrevista en Onda Vasca, donde ha comentado que se limitaron a aplicar la «lógica» de dicho «planteamiento». «Dijimos que íbamos a participar en actos de reconocimiento que fueran plurales, que fueran inclusivos. Lo quiero poner en el ámbito de la normalidad. En una actuación de reconocimiento y reparación y empatía hacia las víctimas», ha añadido Arzuaga.

Desde la coalición se asegura que «no hay una posición nueva, ninguna novedad», y que entienden que su presencia ayer en Ermua ha podido tener «más repercusión» por tratarse de la figura de Miguel Ángel Blanco -también se recordó al peluquero Sotero Mazo, natural de Ermua pero asesnado en Eibar, por lo que nunca había tenido un homenaje- y por ser la primera vez que Bildu se personaba en el acto. Hasta este año se habían negado a secundarlo.

«Hace tiempo que se ha ido empezando a plantear nuestra presencia y hemos ido a otros actos», indican a ABC desde Bildu. ¿A qué se refiere Arzuaga cuando habla de actos que sean plurales e inclusivos? «Hay actos que se organizan desde partidos o con lecturas muy concretas. A veces hemos considerado que por las familias iba a generar polémica [su presencia] y no la íbamos a alimentar», afirman.

Sin condena

Entre los actos de reconocimiento a las víctimas del terrorismo en los que ha estado presente Bildu en los últimos meses figura, por ejemplo, el impulsado por el Gobierno vasco en marzo, coincidiendo con el día europeo de las víctimas. El propio Arzuaga fue quien acudió entonces en representación de la coalición.

Previamente, en noviembre del año pasado, en la antesala de la celebración del Día de la Memoria -el 10 de ese mes-, Bildu difundía un texto con tres puntos en el que aseguraba que harían «una reflexión crítica sobre las decisiones adoptadas en el pasado respecto al uso de la violencia, con el objetivo de reparar a todas las víctimas». Y añadían: «Sentimos profundamente que nuestra actitud política no haya acompañado siempre el dolor de cada víctima». En ningún momento, sin embargo, se recogía una condena expresa del terrorismo de ETA. Ese punto no ha variado desde entonces.

El Gobierno vasco, con el lendakari Iñigo Urkullu a la cabeza, impulsó en septiembre de 2015 una iniciativa bautizada como «Retratos municipales de la memoria» por la que se invitaba a los distintos Ayuntamientos del País Vasco a llevar a cabo homenajes a víctimas. No solo a las de ETA, sino a las de cualquier forma de «violencia» o «vulneraciones del derecho a la vida». Es decir: además de personas asesinadas por la banda terrorista, se recordaría a quienes murieron por la acción del GAL, Batallón Vasco Español o la intervención de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Una iniciativa que excluyó al PP, por no gobernar en ningún Ayuntamiento donde se hubieran registrado víctimas, y que motivó las críticas de buena parte de éstas, que censuraron que el Gobierno vasco no realice distinciones, lo que puede propiciar un «blanqueamiento» del pasado asesino de ETA. Sin ir más lejos, el PP censuró este martes, en su propio homenaje a Miguel Ángel Blanco, la «equidistancia» mostrada por el gabinete Urkulu y el PNV. Bildu sí aceptó tomar parte en la propuesta e incluso intervino en la puesta de largo. Julen Mendoza, como alcalde de Rentería, intervino en aquella ocasión.

Los alcaldes recibieron ese día el encargo de llevar a cabo homenajes. Desde Bildu dicen que allí donde gobiernan están «en ello». También que han adoptado una «actitud positiva», en la que enmarcan su presencia ayer en Ermua. Aunque, por más que le resten trascendencia, resultó absolutamente novedoso. Como también contraproducen que secunden homenajes a víctimas de ETA pero se nieguen a condenar sus crímenes de forma pública, expresa y rotunda.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.