Macrooperación policial contra la mafia armenia que había sustituido a los «vor» georgianos

Policía Nacional y Mossos d'Esquadra coordinados por la Fiscalía Anticorrupción están desarrollando desde esta madrugada un macrooperativo policial contra una organización criminal de origen armenio instalada en nuestro país con distintas facciones y dedicada a una diversidad de delitos que van desde el robo en domicilios o en supermercados hasta el tráfico de drogas, las extorsiones, las falsedades, el contrabando de tabaco, el intento de asesinato, el blanqueo de capitales o las apuestas deportivas ilegales en partidos de baloncesto o de tenis.

Los investigadores, que cuentan con el apoyo de numerosas plantillas desplegadas en Alicante, Valencia, Madrid y Barcelona entre otros puntos, tienen marcados más de cien objetivos y casi un centenar de registros que se irán desarrollando a lo largo de la mañana.

El origen de la operación es el asesinato el 4 de enero de 2016 en Tarrasa de dos miembros de la mafia georgiana. Poco después se creó un equipo policial conjunto que en noviembre del año pasado asestó un duro golpe a la estructura de esta organización criminal, heredera de los «vor v zakonen» (ladrones en la ley) instalados en España. Entonces se detuvo a Katerina Myerkova, esposa de Khahaber Shushanashvili, quien cumple condena en nuestro país, igual que el resto de su grupo.

El lugar dejado por los georgianos ha sido ocupado por esta organización armenio que ha ido creciendo. Estos grupos, extendidos por toda Europa, disponen de múltiples estructuras deseminadas por varios países y se rigen por los mismos principios que otras mafias del Este, con sus característicos repartos territoriales, sus reuniones de ladrones (skhodkas) y su caja común (obschak), controlada por el «ladrón en ley» a la que todos deben contribuir con las ganancias de sus delitos.

La mafia armenia estaría dirigida en España por el ladrón en ley «BDO» que convive con otros jefes aunque se reparten el territorio.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.