Los tripulantes de Ryanair no logran alcanzar un acuerdo con la empresa e irán a huelga

Las casi nueve horas de reunión que ha mantenido Ryanair con los sindicatos no fueron suficientes para desconvocar la huelga de los tripulantes de cabina de la aerolínea. Finalmente esta comenzará este miércoles, obligará a cancelar al menos 400 vuelos, afectará a unos 75.000 pasajeros y pondrá en riesgo la operativa de los aeropuertos españoles en pleno mes de julio.

Este martes, empresa y sindicatos han vuelto a discrepar sobre la legislación a la que se debe someter la plantilla de la aerolínea. Ryanair insistió en mantener a sus trabajadores bajo un «status» laboral irlandés. De hecho, solo ofreció modificar en parte su modelo. Una suposición que fue rechazada tajantemente por las organizaciones de trabajadores.

Estas denunciaron que la aerolínea estaba presionando a los tripulantes que habían decidido hacer huelga. Además, lamentaron que la compañía estaba obligando a toda su plantilla a acudir al aeropuerto para atender los servicios mínimos que había fijado el Ministerio de Fomento.

El mismo tira y afloja que ambas partes han mantenido en los últimas semanas y que finalmente ha desencadenado en dos jornadas de huelga en los aeropuertos españoles. De nada ha servido la mediación de Trabajo y Fomento en el conflicto. El departamento dirigido por José Luis Ábalos ha reclamado una solución pactada para un desencuentro que afecta a «España y su industria turística». Una petición que finalmente ha caído en saco roto.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.