Los «hashtags» secretos de los jóvenes con trastornos de autolesión

Instagram y adolescentes son dos conceptos que están íntimamente unidos. La red social fotográfica por excelencia es la favorita entre los más jóvenes, quienes se comunican a través de imágenes y «hashtags» con el resto de usuarios y, en ocasiones, utilizan ciertas palabras clave para dar a conocer conductas tan peligrosas como las autolesiones.

Las nuevas tecnologías facilitan la comunicación entre las personas pero no hay que olvidar que cada uno es responsable del uso que haga de ellas. Por esta razón, la doctora Megan Moreno, especialista en medicina adolescente de University of Washington y el Instituto de Investigaciones del Hospital de Niños de Seattle, ha llevado a cabo un estudio en el que revela cómo el trastorno de autolesión no suicida (INSS, Non-Suicidal Self-Injury), incluido por la Asociación Americana de Psiquiatría dentro del Manual de Trastornos Mentales, tiene presencia en las redes sociales.

El informe, publicado en «Journal of Adolescent Health», revela cómo los adolescentes utilizan ciertos «hashtags» para informar sobre sus autolesiones, como cortes o quemaduras, y comunicarse entre ellos pero sin ser descubiertos por sus progenitores o profesionales.

Para la doctora, Instagram es una comunidad en la que los adolescentes desarrollan cierto sentido de la pertenencia y se informan entre sí sobre «conductas poco saludables».

La muestra está en que el equipo analizó cómo se utiliza el término #selfharmmm. «Selfharm» proviene del inglés y significa autolesiones. Los jóvenes, en Instagram, añaden dos emes al final de la palabra para no ser descubiertos y publicar, así, imágenes de autolesiones. De hecho, Instagram alerta al usuario cuando realiza esta búsqueda y avisa: «Para obtener información y apoyo sobre el suicidio o autolesiones, por favor, pulse sobre 'Más información'».

El siguiente paso que llevaron a cabo la doctora Moreno y su equipo fue analizar los resultados que ofrecían las búsquedas de ciertos «hashtags» ambiguos, como #blithe, #MySecretFamily y #SecretSociety123. Todos ellos están asociados con las mismas conductas peligrosas. También detectaron cómo las palabras clave #Deb se utilizan para la depresión, #Annie para la ansiedad y #Olive para el trastorno obsesivo compulsivo.

El término #cat, que se refiere a cortes, proporcionó más de 44 millones de resultados en el 2014 y más de 56 millones en el 2015, según publica el equipo en «Journal of Adolescent Health». También crecieron los resultados para #selfharmmm en ese período: 1,7 millones en el 2014 y más de 2,4 millones en el 2015. En sus distintos usos, #SecretSociety123 aumentó unos 500.000 entre ambos años.

El equipo reconoció que el estudio tiene ciertas limitaciones, pero, aun así, Moreno considera que los resultados demuestran una vez más que los padres deben vigilar las actuaciones de sus hijos en las redes sociales.










Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.