Las grandes eléctricas se plantan ante Ada Colau y sus exigencias

Nueva polémica en Barcelona, en este caso por el contrato municipal de suministro eléctrico del Ayuntamiento que tiene que cubrir el alumbrado de las calles y el servicio en los edificios municipales. Las dos grandes compañías del sector, Endesa y Gas Natural, han anunciado que rechazan participar en el concurso, todo ello propiciado por las nuevas cláusulas que el consistorio de Ada Colau ha incorporado.

El gobierno municipal presentó ahora hace un mes unas nuevas cláusulas que incluían, entre otros aspectos, la lucha contra la pobreza energética y contra los daños medioambientales entre los criterios para contratar el suministro eléctrico. El concurso, por un valor de 65,2 millones de euros y dividido en tres lotes, está previsto para un años con posibilidad de prórroga hasta que el consistorio pueda poner en marcha la comercializadora municipal de energía que anunció recientemente.

La medida no gustó a Endesa y Gas Natural, que según avanzó ayer El Periódico, presentaron un recurso ante el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público, dependiente de la Generalitat, para que verifique la adecuación a la ley de las cláusulas sobre la pobreza energética. El Tribunal tiene ahora cinco días para decidir si acepta las alegaciones recibidas y, en ese caso, tres meses para decidir si se invalida o no el concurso.

Según denuncian ambas compañías, el Ayuntamiento obliga a la empresa ganadora a firmar, en un plazo de seis meses, un convenio contra la pobreza energética sin disponer de los detalles al respecto.

Fuentes de Endesa critican la "incertidumbre juírica" y que firmar este acuerdo sería suscribir un compromiso «a ciegas». En esta línea, consideran que algunas de las condiciones son discriminatorias para las grandes eléctricas. "Las más pequeñas están en el mercado libre y no tienen ningún cliente vulnerable al que proteger", apuntan a Ep haciendo hincapié en que Endesa es la titular del contrato eléctrico municipal actual y cumple la normativa de pobreza energética para evitar cortes de luz.

También lo cuestionan desde Gas Natural Fenosa, que lamentan no tener la "información suficiente" sobre las características e implicaciones de este convenio, según Ep. Además, reiteran que pidieron más información al consistorio y no se la aportaron.

Otras 8 candidatas

El concejal de Energía, Eloi Badia, ha explicado esta mañana que entre 7 y 8 compañías, la mayoría de ellas pequeñas y medianas empresas y que fomentan el uso de energías renovables, han presentado sus propuestas al concurso, cuyo plazo para presentar ofertas terminó y que se decidirá este viernes.

El concejal ha puntualizado que la cláusula únicamente implica un convenio de «corresponsabilidad y voluntad de reducir» la pobreza energética que conllevaría sanciones en caso de incumplimientos con la ley catalana contra la pobreza energética. «No pretendíamos descartar a nadie, sino que queríamos dar una respuesta efectiva», ha incidido.

Sobre la respuesta que pueda dar el Tribunal, Badia se ha mostrado tranquilo porque considera que «hemos sido redundantes con la legislación existente. Únicamente hemos dicho que existe una ley y que se tiene que cumplir». El nuevo contrato tiene que entrar en vigor el 25 de marzo y el consistorio prevé que sea el último que se adjudique a una empresa privada.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.