Las embajadas de España actuarán como antenas de alerta para la ONU

La Embajadas españolas que se encuentren en zonas en que pueda haber riesgo de conflicto actuarán ante el Consejo de Seguridad del la ONU como «antenas de alerta temprana» de situaciones que pudieran derivar en amenazas al a paz y la seguridad internacionales. Así lo anunció ayer el ministro de Asuntos exteriores, José Manuel García-Margallo en Alicante.

García-Margallo intervino en la apertura de la Primera Conferencia Internacional de Diplomacia Preventiva del Mediterráneo, que se celebra este lunes y martes en Casa Mediterráneo, donde defendió que para la política exterior es hoy esencial el paso de « una cultura de la reacción a una cultura de la prevención ».

En este sentido, señaló que «prevenir, evitar el sufrimiento del otro» no solo es un imperativo moral, sino que supone «garantizar nuestra propia viabilidad como individuos y como sociedades», ya que -dijo- un atentado en Alepo tiene consecuencias directas en Viena, un enfrentamiento entre comunidades en Iraq repercute en Túnez y una crisis humanitaria en el Sahel puebla de cadáveres el Mediterráneo.

El ministro consideró especialmente importante esa cultura de la prevención en el Mediterráneo e insistió en que las iniciativas regionales o multilaterales de diplomacia preventiva «tan sólo pueden tener éxito cuando los actores locales están plenamente involucrados en la resolución de sus medios pacíficos».

En esa línea, García-Margallo respaldó el proyecto del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para la creación de una oficina regional en el norte de África como instrumento de prevención de conflictos.

Centrándose en España, señaló que nuestro país debería «reforzar» las unidades de diplomacia preventiva y «posibilitar una mayor interacción entre ellas» y anunció que nuestras representaciones diplomáticas situadas en zonas preventivas actuarán «a modo de antenas de alerta temprana» que puedan advertir «al Consejo de Seguridad, en tiempo real» de las situaciones que «puedan degenerar en amenazas a la paz y seguridad internacionales».

García-Margallo recomendó, además, la constitución de un «órgano subsidiario de diplomacia preventiva» que recibiera y revisara esas alertas «antes de pasarlas a la atención de los miembros del Consejo». Asimismo, insistió en «la importancia de tener en cuenta el factor local, cultural y religioso».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.