Irregularidades en el Banco Popular dificultan el cambio de presidente

saracho banco popular 630

Tan sólo 48 horas le bastaron al grupo de consejeros opositor para fraguar la operación de acoso y derribo del aún hoy presidente del Banco Popular, Ángel Ron. Un relevo en la presidencia del banco que se anunciaba a través de un hecho relevante a primera hora del 1 de diciembre. En cualquier caso, una operación a priori «no consensuada» al 100% con el resto de consejeros, liderada por el inversor mexicano Antonio del Valle, accionista con el 4,5% del capital del banco, y apoyado en todo momento por la consejera coordinadora e independiente Reyes Calderón, también presidenta de la comisión de nombramientos. Sin embargo, según ha podido saber ABC de fuentes del consejo del Popular, el elegido para sustituirle en el cargo, el vicepresidente mundial de JP Morgan, Emilio Saracho, aún no es presidente. De hecho, aún no puede serlo porque ni tan siquiera tiene un contrato firmado, ni ha sido nombrado consejero por el consejo de administración, que una vez le dé el visto bueno deberá someterlo posteriormente a una junta de accionistas.

Las mismas fuentes explican que dudan mucho de que la operación para sustituir a Ron al frente de la entidad haya sido «limpia» y advierten de que se dieron ciertas irregularidades. Cuentan que la propia consejera coordinadora, «extralimitándose en sus funciones», y de espaldas a parte del consejo, se puso en contacto el martes 29 de noviembre con el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, a quien comunicó que el consejo había perdido la confianza en su presidente y que para evitar que la acción del banco y la marcha de su negocio pudiera verse aún más seriamente afectada (el valor en Bolsa había sufrido hasta entonces un descenso del 70% desde el inicio de 2016) el consejo «había acordado» sustituir a Ron y proponer a Saracho como nuevo presidente.

Un acuerdo pues, según las fuentes, totalmente «ficticio» que solo contaba con el apoyo de la propia Calderón y de Del Valle, y de los consejeros Arias, Estévez y Revoredo (ver gráfico adjunto).

Con esta información, el gobernador llamó a Ron y le preguntó por estos «supuestos» acontecimientos. Tras una charla entre ambos, Ron, que desmentió que existiera ese acuerdo de consenso del consejo para el relevo, sí reconoció una fractura entre los partidarios a un cambio en la presidencia, liderados por el mexicano Del Valle ?con Banco Sabadell? y los que, por el contrario, le apoyaban a él con la idea de seguir independientes y mantener el plan estratégico y de ajuste aprobado por unanimidad en consejo a mediados de año.

Ron le comunicó además a Linde que si fuera necesario se apartaría por voluntad propia con el objetivo de abrir un periodo para su sustitución y para que la entidad financiera pudiera seguir con los planes de futuro aprobados en julio, unos planes que deberá asumir su sustituto.

Así, el miércoles 30 fue un día repleto de reuniones entre unos y otros consejeros para poder llegar a un acuerdo y seguir unidos, pero no pudo ser. El acuerdo fue iniciar un proceso de búsqueda de un nuevo presidente, sin la dimisión del actual hasta encontrar un candidato de consenso. Saracho fue la propuesta de la presidenta de la comisión de nombramientos.

El hecho relevante del 1 de diciembre anunciaba la decisión: «... en la reunión extraordinaria celebrada en el día de hoy, el consejo de administración ha aprobado por unanimidad la apertura del proceso de sucesión del presidente, don Ángel Ron Güimil, y su sustitución por don Emilio Saracho Rodríguez de Torres... el citado nombramiento será sometido a la aprobación de una junta de accionistas, que se celebrará en el primer trimestre de 2017, fecha a partir de la cual don Ángel Ron cesará en sus funciones actuales como presidente y miembro del consejo de administración, que pasarán a ser asumidas por don Emilio Saracho, una vez haya aceptado el cargo».

A día de hoy, Ron sigue siendo presidente del Popular y Saracho, vicepresidente de JP Morgan, entidad que estos días ha sido multada por manipular el Euribor.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.