Guillermo Lasso pide que abran las urnas y se cuente voto a voto

Al día siguiente de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) proclamara la victoria del binomio Moreno-Glas, con el 99,66% de votos escrutados; ayer, el candidato presidencial por la alianza Suma-CREO, Guillermo Lasso, pidió la apertura de las urnas, para que se recuente los resultados «voto a voto».

Desde Guayaquil, blanqueado por los dirigentes de los movimientos que lo apoyaron en la segunda vuelta, Lasso dijo que el domingo hubo un «apagón electoral», en referencia a las fallas que sufrió la página electrónica del CNE. El director del movimiento Creo, César Monge, que estuvo junto a él, señaló que, antes del apagón, ganaba Lasso, pero luego que la página fue restablecida estaba arriba Moreno. Exhibió algunas actas con irregularidades e inconsistencias y anunció que impugnarán 1.795 actas, que significarían 592.350 votos.

«Como demócrata hubiese querido aceptar los resultados, pero no es posible, porque no se ajustan a la verdad y porque se pretende violentar la voluntad popular», dijo Lasso.

Más gente en las calles

Mientras tanto, la gente sigue en las calles. En Quito, durante todo el día hay movimiento en las inmediaciones del CNE; unos van, otros llegan. Algunas personas no han faltado desde la noche del domingo, lucen cansados, pero dicen que no se moverán.

El martes por la tarde, una pantalla gigante colocada en la calle mostraba las actas con las inconsistencias electorales. El candidato vicepresidencial de Creo-SUMA, Andrés Páez, explicaba los errores, lo que provocó gritos en rechazo al organismo electoral.

Teresa, con su hija Bertha y su nieto pequeño Antonio han ido todos los días, religiosamente. No se queda mucho tiempo porque le duelen los pies, pero está allí firme. Se mostró feliz de haber encontrado a su otro nieto con sus amigos, «defendiendo la democracia».

Hacia el final de la tarde, el contingente de policías fue reforzado. Hubo comentarios y especulaciones, hasta que se supo obedecía a que se acercaba la «caravana del triunfo» del oficialismo que, desde el sur llegaba a la Tribuna de La Shyris, en el norte, donde está la sede de Alianza País.

La novedad de la jornada provino por la noche desde Guayaquil, donde hubo importantes movilizaciones; mientras que en Cuenca y en Ambato cada día más gente se une a las concentraciones, bajo la consigna «no al fraude».

La economía en crisis

Los empresarios y los analistas están preocupados por la situación del país que ya tiene una seria crisis económica y que ahora está polarizado. «Va a haber resistencia y turbulencias», comenta Carlos Larreátegui, canciller de la Universidad de las Américas, quien dice que «hay serias dudas sobre la legitimidad del triunfo de Lenín Moreno».

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito, comenta a ABC que hoy todo está paralizado y hay incertidumbre. Y que las perspectivas económicas son muy serias, ya que el consumo no se ha recuperado, no se trae inversión extranjera y el país no es competitivo por los altos impuestos. «El motivo por el cual él gobierno se mantiene con el gasto corriente es porque logra endeudarse de manera irresponsable», asegura.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.