El Ibex-35 rebota con Sacyr, OHL y Arcelor disparados y roza los 8.500

Las_empresas_del_Ibex_suben_un_36%_sus_beneficios_en_el_primer_semestre_0

Sesión volátil en el Ibex-35. El selectivo español comenzaba en verde, pero entraba en rojo pasadas las diez de la mañana. Fue una mínima incursión en las pérdidas en la que incurrió otra vez pasadas las dos y media de la tarde. En esas dos ocasiones, el selectivo español rebotó desde los 8.300 puntos, un nivel que pareció hacer como soporte. A partir de las tres de la tarde, el índice se decidió con más contundencia por las subidas. De hecho, terminó el día en máximos, con una revalorización del 1,85% y casi en los 8.500 puntos. 

Al final, el selectivo español fue el más rentable de la jornada en Europa. Y no fue el que más sufrió en los peores momentos del día. El Dax alemán sí entró claramente en negativo y sufrió números rojos entre las dos y las cuatro y media de la tarde. Al cierre, el indicador germano retrocedía un 0,44%, mientras que el PSI-20 de Lisboa perdió un 0,11%. El Cac 40 francés, mientras, terminó la sesión prácticamente plano. Entre los mejores, el Ftse 100 británico, que subió un 1,05%, mientras que el Ftse Mib de Milán ganó un 1,23%. 

Al selectivo español le apoyaron un puñado de valores en verdadera combustión alcista. En primer lugar, Sacyr, que rebotó un 11,14% tras las fuertes caídas de las últimas sesiones. A continuación se colocó OHL, que ganó un 10,54%. ArcelorMittal, por su parte, se anotó un 10,11%, mientras que Acerinox avanzó un 9,03%. Después se colocó FCC, que avanzó un 6,83%, ante la posibilidad de que Carlos Slim esté preparando una oferta de adquisición. Repsol y el Popular también ganaron más de seis puntos porcentuales. A continuación, Santander y BBVA, que se apuntaron un 5,66% y un 5,33%, respectivamente. Sabadell, Mediaset y Mapfre avanzaron más de un 3%. 

En negativo, el peor fue IAG, con un descenso del 3,03%. Después se colocó Gas Natural, con un retroceso del 1,90%. Ferrovial y Acciona también perdieron más de un 1%. Entre los grandes, pérdidas para Inditex e Iberdrola, que sufrieron caídas de un 0,89% y de un 0,74%, respectivamente. 

En el Índice General de la Bolsa de Madrid, ningún valor cosechó mayor rentabilidad que los tres del Ibex-35 que más ganaron. Después se colocó Vocento, con una subida del 9,13%. Entre los mejores del Continuo, también Duro Felguera, que ganó un 7,5%. Tubos Reunidos, por su parte, se anotó más de un 6%. Estos dos últimos valores sacaron partido al último repunte del petróleo. 

En el otro lado de la tabla, Urbas fue el peor, con una caída del 9,09%. Después se colocaron las acciones "B" de Abengoa, que retrocedió un 4,04%. Fueron los dos únicos valores que subieron más que IAG. 

El buen comportamiento de la banca no fue una excepción española. Toda la banca europea rebotó. Y sobre todo ING, que fue el valor más rentable del Eurostoxx 50, con una subida del 8,88%, tras presentar sus cuentas. Después se colocó Intesa San Paolo, con un avance del 5,80%. Inmediatamente después en el ránking del selectivo paneuropeo se colocaron Santander y BBVA. Entre los diez valores más rentables del Eurostoxx 50, también BNP Paribas y Deutsche Bank, que ganaron un 3,58% y un 2,78%, respectivamente. 

Quizás la excepción fue Crédit Suisse, que terminó el día con una caída del 11% tras presentar sus números. 

La volatilidad del mercado de renta variable fue en paralelo a la volatilidad del crudo. El barril de Brent, que se disparó en la jornada anterior, tuvo problemas para adoptar una tendencia clara. Así, al principio de la jornada subió desde los 35 dólares en que terminó la jornada anterior hasta superar los 35,50 dólares y, desde ahí, bajaba a las dos de la tarde hasta cerca de los 34 dólares y volvió a recuperar hasta los 35,50 dólares. Al cierre de la sesión europea, se cambiaba por alrededor de 35 dólares. El barril de West Texas, al cierre de la sesión, se dejaba un 0,75%, hasta los 32 dólares. 

En el mercado de deuda, subidas en las rentabilidades de los bonos europeos. El rendimiento de los títulos españoles subió desde el 1,55% hasta el 1,63%. El de los alemanes, desde el 0,28% hasta el 0,31%. La prima de riesgo de España se amplió desde los 127 hasta los 132 puntos básicos. En cambio, bajaba la rentabilidad de los bonos americanos desde el 1,88% hasta el 1,87%. 

Esto último, quizás, por los nuevos datos preocupantes que se publicaban en Estados Unidos. La productividad no agrícola cayó un 3% en el cuarto trimestre de 2015. El paro semanal subió más de lo esperado: en 285.000 personas, por encima de las 278.000 que esperaban los analistas. Además, los pedidos de fábrica se redujeron un 2,9%, cuando los expertos esperaban un descenso del 2,8%. Los pedidos de bienes duraderos bajaron en diciembre un 5%, cuando se esperaba un recorte del 4,5%. 

A la vista de los decepcionantes datos de la economía americana, el euro volvió a apreciarse con respecto al billete verde. Al cierre de la sesión europea, se apreciaba un 0,7%, con lo que el tipo de cambio se colocaba en 1,1181 unidades, aunque en algún momento de la sesión llegó a superar el nivel de 1,12. Dicen los analistas que el mercado de divisas se está ajustando a la rebaja de las expectativas en cuanto al número de subidas de tipos de interés que puede haber este año en Estados Unidos y que puede llegar a ser "cero". Aunque hay firmas que todavía piensan que puede haber subidas del precio del dinero. Goldman Sachs, aunque cree que no habrá incremento de la tasa oficial en el mes de marzo, opina que la habrá en junio y que en total serán tres los movimientos que realizará la autoridad monetaria estadounidense. Así las cosas, el dólar ha registrado su mayor caída de dos días desde el año 2009. Lo bueno de la depreciación del dólar es que favorece a las materias primas, y ello puede ayudar a que se tranquilicen los mercados. También debería ayudar a la bolsa americana, cuyas empresas han sufrido por la fortaleza del billete verde. Pero, al cierre, aunque el Dow Jones ganaba un 0,10%, el S&P 500 y el Nasdaq perdían alrededor de un 0,30%. 

La reducción de expectativas respecto a las subidas de tipos de interés ha llegado también al Reino Unido: Ian McCafferty, el único miembro del Banco de Inglaterra favorable a un endurecimiento del precio del dinero, ha cambiado de opinión.

Además, el precio del oro subía al cierre un 0,84%, hasta los 1.152 dólares la onza. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.