El Estado se enfrenta a un agujero por los laudos contra los recortes

La cifra en litigio ronda los 5.000 millones y las indemnizaciones se pagarán con los ahorros logrados con el hachazo metido a las primas

 Coincidencias de la vida, la gran subasta de las renovables se va a producir apenas semana y media después de que España haya recibido su primer gran varapalo por los recortes aplicados a la remuneración de las energías 'verdes'. Así, el CIADI, el organismo de arbitraje del Banco Mundial, ha fallado contra el Estado español y le ha condenado a indemnizar con 128 millones de euros al fondo británico Eiser Infraestructure por el hachazo retributivo a sus tres plantas termosolares construidas en Ciudad Real.

Pero esa es solo la punta del iceberg. En el CIADI hay acumulados otros 26 'pleitos' interpuestos en términos muy similares y el primer fallo emitido sienta un precedente muy negativo. A tenor del texto, los augurios son muy 'negros' para el Gobierno. No hay cálculos oficiales pero en el sector se estima que hay en litigio más de 5.000 millones de euros, lo que puede supone un auténtico agujero para el Estado.

¿Cómo se pagarán las indemnizaciones? Resulta paradójico pero el Ejecutivo está pensando en echar mano del superávit tarifario obtenido, en gran medida, con el tijeretazo aplicado a las primas de las renovables. El saldo asciende a unos 1.200 millones acumulados desde 2014, a lo que habría que sumar otros 500 previstos para este año.

Este colchón, que antes era un enorme déficit en el sistema, se ha conseguido, entre otras maneras, con la reforma eléctrica del Gobierno de Rajoy, que supuso un cambio drástico en la retribución de las plantas renovables, con recortes masivos. La prueba es la caída que ha experimentado su remuneración total en los últimos años, según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Si en 2013 la cifra alcanzó los 8.899 millones de euros, el año pasado se redujo hasta los 6.395 millones, lo que supone un ahorro de 2.500 millones de euros.

Los locales, discriminados

Curiosamente, esa reforma contra la que litigan los fondos de inversión extranjeros fue diseñada, en la etapa de José Manuel Soria, por el exsecretario de Estado Alberto Nadal, gemelo del actual ministro de Energía. Álvaro Nadal quita hierro a la amenaza con la excusa de que «no se puede extrapolar» el laudo perdido, pero lo cosa pinta mal. La decisión de la corte, formada por tres jueces, fue unánime y rotunda: el nuevo marco regulatoria introducido en 2013-2014 tuvo un efecto «devastador en las inversiones del demandante».

Es verdad que otro organismo de arbitraje, la Cámara de Comercio de Estocolmo, se pronunció a favor de España, pero el CIADI es la corte que acumula un mayor número de demandas. No obstante, sus laudos no van a servir de nada a los miles de inversores españoles que 'quemaron' sus ahorros con la energía solar. La Justicia nacional ha cerrado la puerta a sus reclamaciones.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.