El antiguo CEO de Volkswagen deberá pagar a la compañía por su responsabilidad en el «dieselgate»

Para Volkswagen (VW), el capítulo «Winterkorn» aún no ha terminado. Según la edición de este lunes del diario económico alemán «Handelsblatt», el ex CEO del grupo alemán Martin Winterkorn debe pasar por caja en el escándalo por la manipulación de emisiones NOx (óxidos de nitrógeno). Según el diario, el ex jefe de VW podría recibir demandas millonarias por parte del fabricante de coches de Wolfsburgo gracias al dieselgate. El «Handelsblat»t ha indicado también que se estarían realizando negociaciones al respecto directamente con Winterkorn, algo que durante la mañana ha sido desmentido por la empresa alemana: «la información acerca la toma de contacto con Winterkorn) carece de toda base», ha dicho un portavoz desde Wolfsburgo.

Lo que VW no ha desmentido es que Winterkorn tendrá que pagar. Según fuentes del consejo de supervisión del fabricante, se estaría analizando «si y cuánto» debería pagar Winterkorn por los daños provocados por el «dieselgate» ya que, según el «Handelsblatt», la compañía acusa a la gerencia como responsable del escándalo por la manipulación de emisiones NOx. Según esta información, Winterkorn habría incumplido sus funciones ya que supo con antelación acerca de la manipulación en los niveles de emisión de NOx, o por lo menos debería haberlo sabido. La ley indica que por faltas en la responsabilidad civil en la dirección de la empresa, los gerentes involucrados deben aportar al menos 1,5 veces su salario anual.

Científicos californianos descubrieron en 2015 que vehículos de VW emitían en carretera cuarenta veces más gases que en las pruebas de homologación, lo que llevó al fabricante alemán a reconocer en septiembre 2015 que a nivel mundial unos 11 millones de sus coches diesel llevaban un software ?desarrollado por ingenieros de Audi en 1999? que detecta si el coche pasa por una prueba cambiando el régimen del motor para que emita menos gases nocivos: el dieselgate llevó a perder a VW en dos o tres semanas un 40% de su capitalización bursátil y recortará alrededor de 3.000 empleos en sus oficinas de Alemania antes de 2018.

Según indicó la empresa el miércoles, Winterkorn ?que renunció días después de conocerse el escándalo? sabía o debería haber sabido por lo menos desde mayo 2014 acerca de la manipulación, es decir un año y medio antes de reconocer públicamente el escándalo. En el balance general de 2015, el consorcio ha registrado una provisión de 16 mil millones de euros por los daños del dieselgate; mientras, la empresa se encuentra en una profunda transformación entre otros, hacia la explotación de vehículos eléctricos.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.