Detenido un dominicano por el asesinato del trinitario de Tetuán

Agentes de la Brigada Provincial de Información han detenido a un español de origen dominicano, de 26 años, por su implicación en el crimen de Alexander Del Villar Reinoso, alias «Velo Velo», de 24 años, el «trinitario» abatido el domingo por la mañana a tiros en el interior del Bar Azúcar Drink Billar, una especie de «after» situado en el número 5 de la calle de Topete. La operación sigue abierta, en busca de más implicados, según precisaron fuentes policiales.

Al parecer, el móvil de lo sucedido fue una disputa previa que mantuvieron la víctima y sus amigos con otro grupo de compatriotas del mismo origen a la salida de la discoteca Boite Center, situada en los bajos de Azca esa misma noche. En la trifulca, la banda de «Velo Velo» agredió a los otros que salieron malparados. Estos, enfadados, no dieron la batalla por perdida. Se marcharon en busca de machetes y todo tipo de armas y volvieron en busca de revancha.

Fue entonces cuando varios integrantes de la pandilla perdedora encontraron al «trinitario» en el bar y le dispararon con una pistola modificada siete u ocho veces, alcanzándole en dos ocasiones. Sufrió una herida mortal en el hemitórax derecho y otra en el muslo izquierdo, sobre las 7.30 horas. Murió tras los intentos de reanimación que realizaron los sanitarios del Samur-Protección Civil durante media hora.

En el punto de mira

Sin embargo, desde el primer momento la Brigada Provincial de Información se hizo cargo del caso y relacionó el asesinato con una «vendetta» entre bandas latinas. No en vano, «Velo Velo», que estaba disfrutando de un permiso penitenciario, fue detenido en 2009 por su implicación en la muerte del «Dominican Don`t Play» (DDP) y rapero Isaac Natael B. G., de 17 años, conocido como «Moren Black», en las inmediaciones de la misma discoteca donde «Velo Velo»mantuvo su última pelea el domingo.

Del Villar fue arrestado por aquel hecho. Era miembro probado de los «Trinitarios», máximos rivales de los «DDP»; pero, al ser menor, se le impulso una medida de internamiento en un centro especializado. Estuvo cuatro años privado de libertad, pero después tenía que pasar un periodo en libertad vigilada que no cumplió y en el que siguió delinquiendo, según indicaron fuentes del caso. Por esos delitos acabó entre rejas. Entraba y salía de prisión gracias a los permisos penitenciarios. Se paseaba con una pistola en el pantalón, por el barrio de Tetuán, donde los DDP le habían puesto precio a su vida. Sus amigos le advertían, pero él, ya con un crío de apenas año y medio, se envalentonaba. Se creía ungido por la protección divina.

«Andamos buscando a Velo Velo»

Este julio, ya intentaron acribillarle a tiros en su barrio. Pero los pistoleros confundieron a otra víctima con «Velo Velo». Hace unos días, el 3 y el 8 de enero, durante su penúltimo permiso penitenciario, fue tiroteado dos veces, aunque salvó la vida. El sábado pasado, unos municipales detuvieron a un DDP, que les confesó: «Andamos buscando a ?Velo Velo? y su amigo, para matarlos para vengar a ?Moren Black?». Al día siguiente, Alexander yacía cadáver en la acera de la calle de Topete. Estaba en el punto de mira de sus enemigos. Para todo el mundo era la crónica de una muerte anunciada.

El arrestado por el crimen no pertenece a ninguna banda latina.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.