¿Cuántas viviendas nuevas siguen sin venderse todavía en mi provincia?

Es el legado de los tiempos de efervescencia en el sector inmobiliario: las miles de promociones en toda España que permanecen abandonadas, muchas veces arrinconadas por la maleza, en segunda o tercera línea de playa o en urbanizaciones alejadas de los principales centros urbanos. Proyectos que, por su ubicación o calidad deficiente, no encuentran comprador en un sector que avanza a velocidad dispar, dependiendo del lugar donde se hallen los edificios. El «stock» de vivienda nueva sin vender se sigue recortando, aunque su peso continúa siendo significativo en la mayoría de las provincias. En toda España el número de inmuebles de naturaleza residencial construidos desde 2008 que no encuentran demanda se ha recortado en un 12,59% hasta las 340.000 viviendas, frente a los de 389.000 inmuebles del año anterior, según el informe «Radiografía del stock: suelo y vivienda nueva» elaborado por Tinsa.

La sociedad tasadora subraya que en todas las provincias ha menguado el nivel de sobreoferta, aunque la evolución ha sido heterogénea: durante los últimos doce meses, la costa granadina y la ciudad de Bilbao experimentaron los mayores retrocesos. En el primer caso, el porcentaje de viviendas nuevas sin vender ha pasado de representar el 16% de los inmuebles de este tipo construidos desde 2008 hasta el 6,4%. En la capital vizcaína, por su parte, ha pasado del 15% al 7,5%. En el polo opuesto se situaron en las ciudades de Madrid y Zaragoza, donde apenas se registró variación (de medio y 0,6 puntos porcentuales, respectivamente), si bien es cierto que el remanente de viviendas sin vender se encuentra en porcentajes reducidos, lo que se suele denominar «stock técnico», de menos del 15%.

Las mayores bolsas de casas nuevas vacías, en proporción a la vivienda construida, se concentran en Almería (37,6%), Cuenca (36,2%) y Castellón (30,3%), aunque si se tiene en cuenta el volumen total los mayores «stock» se localizan en la provincia de Madrid (29.665 unidades), Valencia (21.873) y Murcia (20.955). «Entre las zonas de costa, los principales problemas de sobreoferta siguen concentrados en la franja entre Tarragona y Almería. Mientras que en Alicante y la Costa Blanca la tasa de stock está ligeramente por encima de la media nacional, en la costa de Castellón se dispara hasta el 32,9%. Pese a haber reducido algo más de cinco puntos porcentuales su nivel de desocupación, se mantiene como la más elevada del litoral español», explica Tinsa.

El estudio también indica que en España existe suelo finalista para erigir 1,56 millones de viviendas, cifra que sería suficiente para abastecer el mercado durante 8,6 años. La mayor parte de la superficie disponible se encuentra en las ciudades de más de 50.000 habitantes, que aglutinan el 52% de la oferta prevista. Otro 15,2% se halla en las áreas de influencia de las grandes ciudades, por lo que se extrae que «dos terceras partes de la oferta potencial de vivienda se encuentra concentrada en las áreas urbanas».

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.