Cómo lograr un vino con sabor, pero sin alcohol

Un buen vino blanco refrescante en una terraza madrileña en una tarde estival es la definición de verano y de descanso. Disfrutar de los amigos y la familia con una copa y algo para picar. Pero, ¿si no podemos o no queremos consumir alcohol? «No, estoy a dieta», «no, estoy con medicación», «no, tengo que conducir»... Pero, ¿y si el vino que te ofrecen no tiene alcohol y solo tiene 36 calorías?

Tenemos asumido que el alcohol es indispensable para que el vino exista, y sea, sino lo comparamos con mosto o zumo de uva. Pero esta nueva técnica consigue mantener el sabor del vino, con alguna peculiaridad y sin los efectos del alcohol, en algunas ocasiones queremos evitar. Está especialmente dirigido a sectores de la población con algún problema de salud, deportistas, embarazadas y lactantes, personas a dieta e incluso niños y jóvenes que quieran iniciarse en el mundo de la enología.

Este año el consumo de vino está aumentando y es que España es un referente en producción y consumo de esta bebida.

Racimo de uvas
Racimo de uvas- GRUPO MATARROMERA

¿Cómo consiguen este resultado?

Hasta ahora los vinos desalcoholizados que había en el mercado se trataban a través de calentar y evaporar el alcohol, pero con este proceso se evaporaban parte de los aromas, que luego eran añadidos de forma artificial. En cambio, con la deconstrucción molecular del vino se consigue sustraer la parte de alcohol pero manteniendo las propiedades organolépticas (textura, sabor, olor) y, sobre todo, las cualidades beneficiosas para la salud, como los polifenoles, antocianos y antioxidantes. El proceso de deconstrucción tiene una tecnología patentada por el Grupo Matarromera, con base en la planta molecular de Valbuena de Duero, en Valladolid. Su sistema para eliminar el alcohol es un proceso de conos rotatorios invertidos, conocida como Columna de conos rotatorios.

Este producto vanguardista en España todavía no está implantado, aunque sus precursores aspiran a converirse en un referente y llegar a ser un sustitutivo tan aceptado como la cerveza sin alcohol (ya tiene un 14% del mercado).

Botellas de vino desalcoholizado
Botellas de vino desalcoholizado

Estos días, Grupo Matarromera ha presentado en sociedad WIN de-alcoholised y WIN.0. Estos vinos se consiguen a partir de las uvas de distintas Denominaciones de Origen. En este sentido, mantienen todas las propiedades beneficiosas para la salud del vino original, al contener polifenoles, antocianos y antioxidantes. Las distintas referencias de WIN se obtienen en la Planta de Deconstrucción Molecular de Valbuena de Duero. En cuanto a los WIN de-alcoholised son vinos tranquilos sin alcohol que engloba blancos, rosados, tintos, tintos con crianza y espumosos.

Vinos frizzantes WIN.0
Vinos frizzantes WIN.0

Por su parte, WIN.0 son vinos frizzantes sin alcohol que se dirigen a un público joven que consumen en momentos desenfadados y están enfocados a públicos de cualquier edad. Ambos son vinos refrescantes que deben tomarse a una temperatura de entre 4 y 6 grados. Debido a su novedad y a la falta de concienciación social, este vino todavía no está comercializado al 100%. Es complicado encontrarlo en bares y restaurantes, pero ya se puede encontrar en grandes superficies y se puede comprar online. Los precios oscilan entre los 5 y 7 euros.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.