Carmena anuncia una bajada del IBI en 22 barrios donde ganó en votos

Barrios de Carabanchel, Puente y Villa de Vallecas, Usera y Villaverde, distritos donde ganó Ahora Madrid en las elecciones municipales de 2015, verán reducir su recibo del IBI a partir de 2017 hasta un 18%. Llegará a representar un 40% de bajada en 2021 respecto a la ponencia o tablas del valor catastral actual. Esta merma será posible gracias a la revisión parcial de los valores catastrales del suelo y las construcciones que va a llevar a cabo el Ayuntamiento de Madrid de forma «inédita». Inédita porque, según el delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato (Ahora Madrid), «nunca» se ha llevado a cabo en ninguno de los grandes municipios de la región ni de toda España.

El anuncio lo hizo este lunes el responsable del Área en la sede de la Concejalía, Alcalá 42, a tan solo seis días de la repetición de las elecciones generales. Sorprendió la premura en el lanzamiento de esta medida, sobre todo teniendo en cuenta que su aplicación se llevará a cabo a más de un año vista ?el cobro del impuesto se realiza en el último trimestre del ejercicio?.

Un total de 370.981 inmuebles de uso residencial del sur de Madrid, dicho de otro modo, uno de cada cuatro recibos del IBI o el 26% del total, se verán beneficiados por la iniciativa. El barrio de San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde) será el que note la bajada más acusada del impuesto, con un descenso de más de 26 euros en el recibo del año que viene (un 18%) respecto a 2016. Le seguirán otras 21 zonas urbanas: Comillas, Opañel, San Isidro, Vista Alegre, Puerta Bonita, Buenavista y Abrantes, en Carabanchel; Entrevías, San Diego, Palomeras Bajas, Palomeras Sureste, Portazgo y Numancia, en Puente de Vallecas; Orcasitas, Orcasur, San Fermín, Almendrales, Moscardó, Zofío y Pradolongo, en Usera, y en Villa de Vallecas, Santa Eugenia.

Recibos que suben

Algunos de estos barrios verán incrementar su recibo, pero en menor medida que si se mantuviera la tabla actual de valores catastrales. Es el caso, por ejemplo, de una vivienda de Almendrales de 78 metros cuadrados. Si en 2016 paga 272 euros de IBI, en 2017 tendrá que abonar 275 tras la revisión, a diferencia de los 290 que le habría tocado tributar con los valores de 2012.

Para poner en marcha este ajuste, el Consistorio ha analizado la evolución de los valores catastrales a través de 14.000 muestras de transmisiones producidas en el último año y medio. Los datos arrojaron una caída media del valor del precio de mercado del 10%, pero no era homogénea en todos los barrios de la capital, como explicó el delegado de Economía ayer. «Existen lugares donde se ha producido variación positiva y otros donde la traducción de precio ha sido superior al 40%», manifestó.Este resultado evidenciaba que, por término medio, los valores catastrales de Madrid se sitúan como media en torno al 55% del valor de mercado. En algunos barrios de la zona sur se estimaba que no se corregiría en los próximos años con la evolución de los precios ?en tendencia ascendente?, por lo que la Administración local propuso a la Dirección General del Catastro la revisión parcial, que la ley permite cada cinco años.

«Los 22 barrios han visto cómo el valor real del suelo y la vivienda cae mientras continuaban afrontando una subida del recibo del IBI en relación a los valores catastrales fijados en 2012», apuntaba Sánchez Mato, acompañado por los ediles de los distritos afectados (Paco Pérez, de las dos Vallecas; Guillermo Zapata, por Villaverde; Esther Gómez, por Carabanchel y una ausente Rommy Arce, por Usera).

La ponencia parcial, que entraría en vigor en enero de 2017, aplica distintos coeficientes de depreciación en función del grado de bajada de valor. Esta nueva cifra solo afecta al tributo del IBI y la plusvalía, pero no al valor de venta del inmueble en el mercado. La Corporación no descarta nuevas revisiones en los próximos años. En otros distritos podría afectar al alza por el aumento del valor catastral.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.