Bárcenas desvincula su fortuna del PP y se resta poder de influencia

Luis Bárcenas busca convencer al tribunal que le juzga por el caso Gürtel de que su fortuna tiene un origen lícito, aunque no tiene contratos y facturas que lo demuestran, y la desvincula en cualquier caso del Partido Popular, del que fue gerente y tesorero. «Los ingresos son míos procedentes de mi actividad y no tienen ninguna relación con el PP», ha asegurado este miércoles a preguntas de su abogado. Para ilustrar su explicación, el extesorero ha señalado que ingresó en Suiza el mismo dinero (4 millones de euros) entre 2004 y 2007, cuando el PSOE gobernaba España, que en el periodo anterior con el PP al frente del Gobierno.

Con estos argumentos, Bárcenas trata de justificar que su fortuna no procede de las comisiones ilegales que la Fiscalía le acusa de cobrar por intermediar a favor de la trama Gürtel en adjudicaciones públicas en administraciones del PP. El acusado ha minusvalorado su influencia sobre funcionarios y cargos políticos. «El gerente se dedicaba a cuestiones internas», ha afirmado en alusión al cargo que él ocupó hasta 2008, cuando relevó a Álvaro Lapuerta como tesorero de la formación.

«Si hubiera llamado a los políticos, se hubieran reído de mí. Los políticos son muy especiales, especialmente con los técnicos», expresó Bárcenas, tratando de restarse importancia. Anticorrupción considera que el antiguo gerente utilizó su ascendencia para influir al menos en funcionarios y políticos de la comunidad de Castilla y León en 2002 y 2003 a cambio de dinero en efectivo y viajes de la trama.

El extesorero también ha negado que se apropiara de dinero de la contabilidad opaca del PP, cuya existencia sí reconoce a pesar de que la llama «extracontable». Según Bárcenas, él no tenía ninguna «capacidad de disposición» sobre los fondos del partido, que eran controlados con «excesivo celo» por Lapuerta, con más razón en el caso de los de la contabilidad paralela, que acreditó el juez Pablo Ruz. Bárcenas argumenta que era «imposible» que se sustrayera ese dinero, porque las anotaciones de ingresos y gastos aparecen debidamente documentos, dice.

Papel de su mujer

Además, Bárcenas ha vuelto a insistir en que él se encargaba de gestionar el patrimonio de ambos y hasta de tramitar y firmar la declaración de la renta de los dos. Estas declaraciones buscan exonerar a Rosalía Iglesias, la mujer de Bárcenas, a quien la Fiscalía pide 24 años y un mes de cárcel.

«No hablaba con ella de temas empresariales ni de trabajo», ha expresado Bárcenas a las preguntas de la defensa de Iglesias. El extesorero ha rechazado este miércoles responder a las cuestiones de las demás acusaciones, después de contestar al interrogatorio de la Fiscalía Anticorrupción durante dos largas sesiones del juicio.

El extesorero ha explicado que su mujer «vino a algún acto electoral» a Génova, de forma esporádica, pero ha asegurado que no entró en su despacho «jamás», con la intención de desvincularla de todos sus negocios privados y en el partido. El Ministerio Público considera Iglesias cooperadora necesaria en los delitos de Bárcenas. Para el extesorero piden 42 años y medio de prisión por numerosos delitos, entre ellos 17 delitos fiscales por esconder en Suiza una abultada fortuna.

Con estos argumentos, Bárcenas ha llegado a reconocer que el rellenaba y firmaba la declaración de la renta de su mujer. «Hacía un churro con su firma», según sus propias palabras. El saldo de la declaración, ya fuera a ingresar o a pagar, se cargaba en las cuentas bancarias del extesorero. La defensa de Rosalía Iglesias ha exhibido una serie de fotografías de las obras de arte de la casa del matrimonio. «Yo las compraba y gestionaba. A ella le gustaban otras cosas», ha afirmado. El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, pidió a la abogada de la mujer que resumiera estas cuestiones porque era un asunto que ya ha quedado claro.

Bárcenas, además, ha respondido a las cuestiones de los abogados de otros acusados, como Álvaro Pérez, José Luis Peñas, Ángel Sánchis o Juan José Moreno. Ha rechazo contestar, eso sí, a las cuestiones de las demás acusaciones. El abogado del Estado, que representa a la Agencia Tributaria, ha leído sus preguntas para que consten: todas ellas buscaban desmontar los supuestos negocios enumerados por Bárcenas para justificar su fortuna, que enunció sin poder aportar ningún documento.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.