Ana Mato niega regalos de Vuitton de Gurtel y se desmarca de su exmarido

La exministra de Sanidad Ana Mato se ha desmarcado este lunes en el juicio a la trama Gürtel de los gastos que la red corrupta sufragó a su exmarido, el antiguo alcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda. Mato, que es interrogada como partícipe a título lucrativo, ha señalado que, aunque compartían los gastos familiares, cada uno fue siempre independiente del otro económicamente. Mato ha explicado a la fiscal que ella no se responsabiliza de los gastos de su exmarido.

Cuestionada por los regalos que la trama realizó a Sepúlveda, de los que ella se benefició según la Fiscalía Anticorrupción, Ana Mato se ha desmarcado. La exministra de Sanidad ha negado que recibiera ningún producto de la marca de lujo Louis Vuitton como regalo y ha explicado que su marido se encargó de la contratación de la decoración para los cumpleaños de sus hijos pequeños. «Yo doy por hecho que si él es el responsable de esos gastos, él los abona. Si alguien se los regala, se los regala a él y no a mí, porque yo no me hago cargo de esos gastos».

Apoyada por una carpeta azul con apuntes, Mato ha reconocido que ella organizó las fiestas de cumpleaños de sus hijos, siempre desarrolladas en su casa, y que siempre abonó personalmente los gastos que a ella le correspondían. También ha defendido que su marido se encargaba de los viajes familiares, ya fueran a su habitual lugar de vacaciones o para pasar las Navidades con los abuelos.

Partícipe a título lucrativo

El tribunal que juzga el caso Gürtel, que resolverá si Ana Mato y el PP se lucraron con dinero de la trama sin participar en los hechos ni conocer el origen delictivo de los fondos, puede condenarla en la sentencia a devolver el dinero.

Según la Fiscalía Anticorrupción, Mato se benefició de 28.467,53 euros de la trama corrupta en forma de regalos, con los que la Gürtel pretendía contentar al exmarido de Mato, el antiguo alcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda, acusado en el juicio. La trama regaló a la familia viajes de vacaciones, los gastos de tres cumpleaños y una comunión de los hijos de Mato y Sepúlveda y algún producto de lujo para Mato, como una estola y un encharpe adquirido en Louis Vuitton. Todo ello entre los años 2001 y 2005.

Mato, que dimitió como ministra por este caso, ha tratado de evitar su comparecencia y paseíllo en la Audiencia Nacional hasta el último momento. La semana pasada su abogada anunció al tribunal que su representada no pretendía acudir a la vista oral, amparándose en su condición de partícipe a título lucrativo, una condición diferente a la de los acusados. El tribunal no accedió. La exministra de Sanidad podrá acogerse a su derecho a no declarar.

Tanto Mato como el PP son juzgados en condición de partícipes a título lucrativo, una figura aplicable a aquellos que se benefician o lucran de una actividad delictiva sin conocer ni intervenir en el delito. La responsabilidad que puede recaer sobre ellos es civil.

Ahorro de 328.440 euros en campañas

En el caso del PP, cuyo abogado solicitó la nulidad del juicio en las sesiones destinadas a las cuestiones de forma, el Ministerio Público pide que devuelva 328.440 euros que se ahorró en actos electorales sufragados por la trama corrupta en las campañas del partido en Pozuelo de Alarcón y Majadonda para las municipales del 2003. Gema Matamoros, la exmujer del antiguo alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega, está citada en la misma condición.

Estas declaraciones llegan después del interrogatorio de los 37 acusados en esta causa, un grupo de empresarios, políticos y funcionarios que, según la Fiscalía Anticorrupción, pervitieron la función pública y saquearon las arcas del Estado. Esta red de corrupción, cuyas actividades han sido investigadas y son juzgadas en diversas piezas jurídicas separadas, colonizó numerosas administraciones del PP en los años de la bonanza económica.

Esta vista oral enjuicia las actividades de la Gürtel en la llamada primera época, entre 1999 y 2005, en unas regiones concretas: las comunidades autónomas de Castilla y León y Madrid, y las ciudades de Madrid, Pozuelo de Alarcón, Majadahonda y Estepona. Los tentáculos de la trama también se extendieron por la Comunidad Valenciana, Jerez o Boadilla del Monte, pero las irregularidades cometidas en ellas se investigan y juzgan en otras ramas del caso.

Más información

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.