Foros Inversión

Eduardo Ramírez (Cuatrecasas) carga contra el Impuesto de Patrimonio con los tipos al cero

Ramírez cree que es muy difícil afrontarlo con la rentabilidad obtenida por las inversiones del propio patrimonio y señala que se tiene que hacer frente con los propios bienes, lo que supone una merma del patrimonio

Eduardo Ramirez

La nueva Ley General de Presupuestos del Estado que prepara el Gobierno debe incluir una subida del IRPF a las llamadas rentas altas, pero Eduardo Ramírez, socio de Cuatrecasas, no cree que haya tiempo para que se produzca ahora sino más bien en para el año 2021.

"Llevamos dos años con los presupuestos prorrogados de 2018 y los de 2020 no se espera que se aprueben antes del verano, con lo que en octubre se debería presentar la Ley de Presupuestos de 2021. La sensación es que se juntan los dos procesos", señala.

Entre el proyecto de ley, además de contemplar dos puntos la subida del IRPF para rentas de 130.000 euros y otros dos adicionales para rentas superiores a 300.000 euros se recoge una subida hasta el 27% para los rendimientos por encima de los 140.000 euros.

Críticas al impuesto sobre el patrimonio

Estas cuestiones afectan a los clientes de banca privada, pero éstos están especialmente preocupados por los posibles cambios en el Impuesto de Patrimonio, en un momento donde las posibilidades de obtener rentabilidades con activos libres de riesgo son muy limitadas.

Aquí, en ese sentido, Ramírez, que ha intervenido en el foro "El futuro de la banca privada" organizado por INVERSIÓN, se ha mostrado muy crítico al respecto y ha señalado que la medida tiene un afán claramente recaudatorio. 

Ramirez apuesta por armonizar, pero se pregunta hasta qué punto puede el Estado intervenir en la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas con las competencias distribuidas.

No obstante, Ramírez critica la subida del Impuesto del Patrimonio hasta el 3,75% en algunas comunidades como Extremadura, en un momento en el que "obtener rentabilidad de activos libre de riesgo es muy complicado".

El experto estima que para hacer frente a esa tributación anual del 3,75%, en un momento complicado para obtener rentabilidad del propio patrimonio, se debería hacer mediente la venta del mismo. 

"Si cada año tengo que vender un fondo o un apartamento, supone una merma del patrimonio y este impuesto sí produce un impacto lesivo en mi patrimonio", apostilló Ramírez con contundencia.  

En su alegato no rechazó que exista el tributo, pero sí aboga porque se produzca un cambio y se tenga como base el impuesto sobre la renta. 

También se ha mostrado crítico con la posibilidad de que se elimine la deducción fiscal a los planes de pensiones, puwa "realmente es un diferimiento fiscal" y ha abogado por incluir más ventajas porque el sistema es insostenible. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.