La subida abrupta del euríbor amenaza las hipotecas baratas

Las hipotecas cerrarán marzo al alza y encadenarán 3 meses de subidas. El euríbor se desmadra el 46% desde que el BCE endureció su discurso sobre tipos

La subida del euríbor amenaza con encarecer las hipotecas de manera abrupta. El índice al que se referencian las hipotecas ha experimentado un rally del 46,29 por ciento, desde que el Banco Central Europeo (BCE) endureció su discurso, dejando las puertas abiertas a una subida del precio del dinero.

De esta manera, el euríbor pasó a cotizar en torno al -0,48 por ciento en tasa diaria hasta moverse en el -0,268 por ciento, lo que empujaría a la tasa mensual en torno al -0,33 por ciento, el nivel más alto desde hace dos años y encarecería, por tercer mes consecutivo, las cuotas hipotecarias.

Publicidad

Y es que, en términos generales, las cuotas no subían desde julio de 2020, es decir, desde hace año y medio. Esto, en gran parte, podría haber estado influenciado por el confinamiento estricto derivado de la pandemia del coronavirus (que llevó a disparar las tensiones en el interbancario), ya que tanto en abril de 2020 como en mayo, junio y julio del mismo año el euríbor marcó valores más elevados que los que había registrado en los mismos meses de 2019, prepandemia.

Desde entonces hasta ahora no se ha visto un comportamiento similar en este indicador. No obstante, "a día de hoy esperamos que el euríbor se acerque a cero, pero que no llegue a positivo", indica Simone Colombelli, director de hipotecas de iAhorro.

Un coste de hasta 150 euros más al mes en el bolsillo

Este cambio de tendencia se va a notar en las cuotas de las hipotecas que se revisen en marzo. Hace un año, el indicador se cerraba en el -0,487 por ciento. De esta manera, los ciudadanos que tengan que revisar este mes sus préstamos pagarán entre 150 y 300 euros más al año por su hipoteca.

En el caso de una hipoteca de 150.000 euros a 30 años con euríbor más un diferencial del 0,99 por ciento este mes tendrán una cuota de 541,77 euros frente a los 529,96 que pagaban hasta ahora lo que supone 11,81 euros al mes o 141,72 euros al año. 

Publicidad
Publicidad

Para un préstamo de 300.000 euros a 30 años con un tipo de interés de euríbor más un 0,99 por ciento tras la subida del indicador pagarán 1.083,93 euros de cuota frente a los 1.059,93 que pagaban hasta ahora, una diferencia de 24 euros mensuales o lo que es lo mismo 288 euros en el conjunto del año

No obstante, ING ha calculado también cuánto se encarecería el préstamo si el euríbor subiera medio punto, y se acercara al cero por ciento, un nivel que no estuvo muy lejos como decíamos en mayo de 2020. En ese sentido, el banco holandés estima que este incremento sería de 30 euros para la hipoteca media, que según el Instituto Nacional de Estadística (INE) se sitúa en 130.000 euros a 23 años, lo que supondría una subida de 360 euros más al año.

Otra dificultad para las familias

El incremento de las cuotas hipotecarias supondrá otra dificultad a la que se tendrán que enfrentar las familias, cuya economía empieza a sufrir por los efectos de la inflación, que acabó febrero en el 7,6 por ciento.

Y es que el INE revisó dos décimas al alza los precios por el incremento de los precios de la restauración, y al encarecimiento del gasóleo para calefacción, de los carburantes, de los automóviles y de algunos alimentos, como legumbres y hortalizas; leche, queso y huevos, y pan y cereales.

Los precios de la electricidad, que siguen disparados a pesar de las rebajas impositivas, también siguen presionando la economía familiar, con precios que superan los 250 euros el megavatio.

Publicidad

Qué postura está teniendo la banca

La banca lleva varias semanas anticipando el cambio de tendencia del euríbor. En ese sentido, su estrategia ha pasado por encarecer las hipotecas a tipo fijo y, en cambio, abaratar las de tipo variable.

En ese sentido, algunas entidades han sido más drásticas, como Ibercaja que ha eliminado de su catálogo su hipoteca a tipo fijo con un interés del 1,3 por ciento.

Por su parte, BBVA, Bankinter, Coinc o Banco Santander han sido las primeras entidades que han recortado los diferenciales sobres sus créditos a tipo variable hasta situarlos en un diferencial de euríbor más 0,85 por ciento en el caso de Bankinter.

En portada
Publicidad
Noticias de