¿Hipotecas fijas o variables? La solución está en las mixtas

Las hipotecas mixtas ganan protagonismo en el actual momento, ya que ofrecen una parte fija, durante un periodo de 10 años, con un interés muy competitivo

Los expertos han comenzado a decantarse por las hipotecas mixtas tras la subida vertical del euríbor y una oferta, por parte de la banca, cada vez más competitiva.  

Y es que la tendencia que se está viendo es de unos diferenciales, en las hipotecas a tipo variable, estables en torno al 0,79 por ciento, y un encarecimiento de las hipotecas a tipo fijo. 

Publicidad

A pesar de que en los préstamos referenciados a euríbor “ya nos estamos encontrando hipotecas variables con diferenciales de 0,5 por ciento más euríbor para los perfiles más solventes”, comenta Simone Colombelli, experto en hipotecas de iAhorro, "si tuviera que elegir entre fija, variable y mixta me quedaría con un préstamo a tipo mixto”. 

¿Por qué? Porque ofrece un interés a tipo fijo los primeros 7-10 años muy competitivos. Una vez pasado ese periodo, el cliente bancario puede optar por seguir a tipo variable o subrogarse a préstamos fijos o variables más competitivos de acuerdo con la situación del mercado. 

"El tramo que se rige por un tipo fijo (los primeros 7-10 años) es más competitivo que en una hipoteca fija cien por ciento, además, si cuando llegues al tramo variable quieres cambiarte por la situación del euríbor, podrás hacerlo sin problema”, explica el experto. 

Para Miquel Riera, experto en hipotecas de HelpMyCash, en un momento en el que los bancos están desincentivando la contratación de hipotecas a tipo fijo, "contratar una hipoteca mixta puede ser una buena alternativa si el cliente no puede conseguir una hipoteca fija, sobre todo si tiene capacidad para acortar el plazo mediante amortizaciones anticipadas para estar menos tiempo expuesto al euríbor cuando su interés pase a variable".

Publicidad
Publicidad

El experto añade que así estará protegido en el caso de que el euríbor siga disparado, como sucede en estos momentos. Al hipotecado le puede salir muy bien la jugada si al finalizar esos diez años, el euríbor se estabiliza en unos valores asumibles en relación con el cálculo de la cuota. 

¿Cuáles son las mejores ofertas en hipotecas a tipo mixto? 

Openbank comercializa una hipoteca a tipo mixto con un diferencial por debajo del mercado en el tramo variable. Para poder acceder al crédito es necesario suscribir cierta vinculación como ingresos y seguros. 

Así, durante los primeros diez años es del 2,57 por ciento, mientras que el tramo variable es un diferencial del 0,65 por ciento sobre el euríbor. 

Por su parte, la Hipoteca Variable Mixta de Evo Banco cuenta con un periodo fijo de 15 años en el que se aplica un tipo de interés fijo del 1,79 por ciento, para, después, pasar a euríbor más 0,75 por ciento. 

En cuanto a la Hipoteca Mixta de Banco Santander el periodo inicial cuenta con un interés del 2,10 por ciento para pasar a euríbor más un diferencial del 0,77 por ciento. 

Publicidad

En todos estos casos, para poder acceder a ello es necesario tener cierta vinculación con la entidad.  

Entonces, ¿por qué no despegan las hipotecas mixta?  

Colombelli da las claves. El experto asegura que “la tendencia al alza de las hipotecas mixtas es clara, pero el mundo bancario va muy lento”.  

Todavía no hay datos reales sobre a qué tipo de interés medio se está firmando una hipoteca mixta en España debido a que el mercado hipotecario va “con tres meses de retraso, es decir, que pasan tres meses desde la elección hasta la firma de la hipoteca”, si nos basamos en las ofertas generales de los bancos, para una hipoteca a 30 años el interés del tramo fijo puede estar unas cuatro décimas por debajo en la hipoteca mixta que en la hipoteca fija.  

Eso sí, para contar con cifras más certeras, habrá que esperar al último trimestre del año. 

Publicidad

Lo que sí se puede ver en las ofertas de los bancos, es que “el tramo que se rige por un tipo fijo (los primeros 7-10 años) es más competitivo que en una hipoteca fija al cien por cien y, además, si cuando llegues al tramo variable quieres cambiarte por la situación del euríbor, podrás hacerlo sin problema”. 

Para terminar, Riera hace una serie de advertencias y recomendaciones. Una hipoteca mixta es menos segura que una fija, porque su interés pasa a ser variable al cabo de un tiempo.

Por ello, "si el cliente no quiere depender nunca del euríbor, es aconsejable que busque, primero, hipotecas fijas con un interés atractivo. Si no las encuentra, puede decantarse por el tipo mixto para, al menos, estar protegido durante un tiempo", añade el experto.

En portada
Publicidad
Noticias de