El euríbor disparado allana el camino a amortizar hipoteca: ¿cuota o plazo?

Los hipotecados, frente a un euríbor que no toca techo, están en el mejor momento para amortizar el crédito

Los hipotecados a tipo variable, aquellas que están referenciadas a la evolución del euríbor, verán óomo sus cuotas se encarecerán de media 1.400 euros al año tras cerrar en el 1,2 por ciento. Ante las perspectivas de que el índice siga subiendo puede ser un buen momento para amortizar un crédito. 

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, explica que “si tenemos una hipoteca variable, sí sería una buena opción, ya que es probable que –a medio plazo- el interés que pagamos por nuestro préstamo, vaya a aumentar".  

Publicidad

Laura Martínez, portavoz de iAhorro, también apoya la idea de que estamos en el mejor momento para amortizar hipoteca: "cuando el euríbor está alto es el mejor momento para amortizar en las hipotecas variables ya que nuestro dinero vale más y nos quitaremos más intereses".

Eso sí, antes de tomar esta decisión hay que echar cuentas “de lo que nos podemos ahorrar con la operación, ya que eso dependerá de varios factores”, explica González, así como de las perspectivas que el cliente bancario tenga sobre la evolución del euríbor. 

Amortizar cuota o plazo, ¿qué es mejor? 

A la hora de amortizar existen dos opciones. Bien optar por bajar la cuota que se paga cada mes o bien reducir el plazo de devolución del préstamo en hipotecario. 

Por ejemplo, para una hipoteca con un capital pendiente de 100.000 euros a pagar en 15 años, con un interés fijo del 1,5 por ciento y unos intereses por pagar de 11.733,83 euros si se amortizan 10.000 euros y optamos por reducir cuota, los intereses bajarían hasta los 10.560,28 euros, lo que supone un ahorro del 10 por ciento. 

Publicidad
Publicidad

En el caso de que el cliente opte por reducir plazo, los intereses pendientes bajarían hasta los 9.359,87 euros, lo que supone una rebaja del 20 por ciento. 

Por este motivo, Miquel Riera, experto en hipotecas en HelpMyCash, aconseja amortizar plazo puesto que permite “estar menos tiempo expuesto al euríbor, lo que es una gran ventaja ahora que este índice cotiza al alza”.  

Otra opción que tendría el cliente bancario es hacer un mix de ambas opciones. Puede optar por reducir cuota, en un momento de incremento de las mismas por la subida del euríbor y, hasta lograr pagar una cuota cómoda para sus finanzas personales. 

A partir de ahí, podría optar por reducir plazo, para intentar reducir al máximo el pago de intereses.  

Qué tiene que tener en cuenta el cliente  

Para decantarse por una opción u otra hay una serie de cuestiones que tiene que tener en cuenta el cliente bancario

Por un lado, las comisiones. Amortizar a veces suele llevar un coste, especialmente si hace por encima del importe máximo establecido por el banco.  

Publicidad

Con todo, y aunque la mayoría de las entidades financieras no la cobran, en los préstamos a interés variable puede conllevar una comisión por desestimiento y que está limitado por ley.  

El cargo nunca podrá superar el 0,50 por ciento en los cinco primeros años de vida del préstamo ni el 0,25 por ciento si se produce después. 

En cuanto a las hipotecas a tipo fijo, la comisión que puede cobrarte el banco puede ser del 2 por ciento para los primeros diez años y del 1,5 por ciento para los siguientes. 

Publicidad

Otro aspecto que tiene que tener en cuenta el hipotecado es el momento en el que se realiza la amortización. Prácticamente todas las hipotecas que se comercializan en España lo hacen bajo el sistema francés, esto quiere decir que se abonan más intereses al principio de la vida hipotecaria y menos capital y se va invirtiendo según avanza el préstamo. 

Por lo tanto, “cuanto antes puedas amortizar hipoteca de forma anticipada, más cantidad de intereses estás ahorrando”, explica la portavoz de finanzas personales de Kelisto. 

En portada
Publicidad
Noticias de