Cómo conseguir hasta un 5% de rentabilidad con la nómina

Las entidades reavivan la guerra por captar nóminas después de que Caixabank elevase su oferta, este mismo lunes

Conseguir hasta un 5 por ciento de rentabilidad por nuestros ahorros o 300 euros brutos es posible con solo domiciliar la nómina en una entidad financiera. 

Los bancos españoles están reavivando la guerra por captar clientes y una señal más de ello ha podido apreciarse este mismo lunes, cuando Caixabank lanzó una oferta para las personas que domicilien su nómina por primera vez en el banco durante el primer trimestre del año. 

Publicidad

En concreto, estos “podrán recibir un televisor LG y, en el caso de salarios a partir de 2.500 euros, podrán elegir entre un televisor o una remuneración en cuenta del 5 por ciento TAE para los primeros 5.000 euros de saldo durante dos años”, según informó la propia entidad en un comunicado. 

Es decir, se podrían obtener 250 euros brutos de beneficio con este producto, claramente destinado a clientes con un elevado poder adquisitivo. 

La rentabilidad máxima por una cuenta nómina alcanza el 5%

Este 5 por ciento que ofrece Caixabank es, de hecho, la máxima rentabilidad que se puede obtener por una nómina, actualmente. 

"Es la cifra que pagaba desde hace tiempo Bankinter, que más tarde incorporó Openbank y que ahora ofrece también Caixabank", explica Pedro Ruiz, responsable del área de Finanzas Personales de Kelisto. 

Publicidad

En concreto, la Cuenta Nómina de Bankinter paga un 5 por ciento pero solo durante 12 meses y con un saldo máximo de 5.000 euros (en el segundo ejercicio, la rentabilidad cae al 2 por ciento).  

La Cuenta Nómina de Bankinter permite obtener 250 euros el primer año 

Es decir, el máximo beneficio que se puede obtener con la Cuenta Nómina de Bankinter es 250 euros el primer año y de 340 a lo largo de los dos primeros años. 

Por su parte, la Cuenta de Ahorro Bienvenida con Nómina de Openbank paga un 5 por ciento durante los primeros seis meses y un 0,20 por ciento los seis siguientes hasta un máximo de 5.000 euros (de media, un 2,66 por ciento en el primer año). 

Publicidad

Es decir, se pueden lograr 280 euros brutos el primer año con esta cuenta de Openbank, que busca atraer a un público joven (al que luego poder comercializar una hipoteca, en el mejor de los casos). 

No dejarse llevar por la cifra del 5%

Pero no hay que dejarse llevar por la cifra mágica del 5 por ciento pues lo cierto es que hay cuentas nómina que ofrecen más retornos al inversor, sea porque incluyen un regalo en efectivo o porque, aunque su rentabilidad sea menor, el saldo máximo remunerable es mayor. 

“Hay que recordar que una mayor rentabilidad no siempre es sinónimo de poder obtener más dinero, ya que también entran en juego la cantidad máxima remunerada o el tiempo que se mantiene dicha rentabilidad”, corrobora Ruiz. 

Publicidad

Abanca regala 300 euros a los nuevos clientes con nómina 

En cuanto a las entidades que pagan un regalo en efectivo más alto, la que paga una cuantía más elevada es Abanca, que ofrece 300 euros por domiciliar la nómina

Aun así, es posible conseguir todavía más dinero con otras cuentas, que parecen menos atractivas en un principio

Así, el mejor ejemplo es el de la Cuenta Ahorro Bienvenida de Openbank, que paga un TIN inicial del 1 por ciento pero, al tener un saldo máximo de 100.000 euros, eso se puede traducir en unas ganancias brutas de 1.000 euros. 

Publicidad

Lo mismo ocurre con el 0,8 por ciento que remunera Orange Bank, que se puede convertir en 800 euros en un año por el mismo motivo. 

Teniendo en cuenta la variable del saldo máximo remunerable, destaca en tercer lugar la Cuenta Online Sabadell para clientes con nómina, que paga un 2 por ciento y permite obtener una ganancia bruta máxima de 775 euros. 

Ninguna de las cuentas citadas cobra comisiones, en principio.

Cambiar de cuenta, un trámite más sencillo de lo que parece 

Pese a lo atractivo de algunas de estas ofertas bancarias, muchas personas podrían echarse atrás pensando en que los trámites podrían ser muy farragosos y complicados. 

Si bien, Ruiz explica que no es así desde 2019. 

Publicidad

“La gente piensa que hay que abrir una nueva cuenta, cerrar la anterior y luego cambiar los recibos uno a uno. Sin embargo, es muy sencillo, al menos, desde 2019. En concreto, desde ese mismo año, los bancos están obligados por ley a facilitar lo que se conoce como una portabilidad de cuentas bancarias”, explica Ruiz.  

En pocas palabras, el procedimiento consiste en que el cliente deberá rellenar únicamente un formulario de solicitud de traslado de cuenta bancaria en el banco de destino.  

Una vez cumplimentado, la entidad se encarga de todos los trámites, que estarán vigentes en un plazo máximo de 12 días. 

Importante vigilar la permanencia 

Lo que sí tienen que tener en cuenta los ahorradores es la permanencia, pues “los bancos están mejorando sus promociones para captar clientes, por lo que suelen poner un mayor énfasis en tener ‘atados’ a los usuarios un mayor tiempo”, según Ruiz.

Aunque los clientes no tendrán motivos para cambiar la nómina de banco en el corto plazo pues los expertos descartan que estos productos vayan a superar el límite de rentabilidad simbólico del 5 por ciento y de regalo en efectivo de 300 euros.

Al menos, eso piensa Ruiz: "Sí se espera que lleguen más ofertas al mercado en el apartado de cuentas nómina con el paso de los meses, pero difícilmente se verán ofertas mucho más ambiciosas que las actuales".

 

En portada

Noticias de