Las comisiones bancarias menos conocidas son las más dolorosas para el cliente

Los ingresos de cheques y las retiradas de dinero en ventanilla justifican las comisiones menos conocidas, pero las más caras

El cobro de comisiones se generaliza en la gran banca, que busca en estos cargos una vía de ingresos para compensar la caída de su margen de intereses, muy golpeado por los tipos al 0% del Banco Central Europeo (BCE).

Hasta la fecha, estas comisiones se aplicaron fundamentalmente en la partida de administración y mantenimiento de las cuentas. Raro es la entidad que no cobre algún cargo salvo que se domicilie la nómina.

Publicidad

Estas comisiones suponen entorno a los 10 euros mensuales, como es el caso de ING (que cobra comisión a los clientes que tengan más de 30.000 euros depositados en el banco sin nómina).

En Banco Santander no basta con domiciliar la nómina en la entidad. El banco que preside Ana Botín eleva hasta los 20 euros el coste si no se tiene más vinculación. 

Cómo hacer transferencias inmediatas gratuitas

Como recuerda Antonio Gallardo, experto en finanzas personales de iAhorro, las posibilidades de comisiones son muchas.

Por ejemplo, aunque no es habitual, las entidades cobran comisiones en transferencias, una operativa básica para muchos clientes. 

Publicidad
Publicidad

“Es cierto que la mayoría de las entidades ofrece comisiones gratis en las transferencias ordinarias siempre que se cumplan una serie de requisitos entre los que está la domiciliación de nómina u otros ingresos”, añade Gallardo.

Pero no es común la gratuidad si la transferencia es inmediata, en el mismo día. En algunos casos se aplican sobrecostes (1,99 euros en Caixabank y seis euros en Kutxabank, por ejemplo). Otros costes son mayores (0,50% con un mínimo de 6 euros en BBVA).

¿Cómo se puede evitar este tipo de comisiones? Una posibilidad es utilizar el servicio de Bizum, que cada vez está más extendido por la banca. 

Se trata de una aplicación que permite transferir el dinero al instante, pero a diferencia de las transferencias no está disponible para bancos que no sean españoles.

El importe máximo, 1.200 euros diario, es otra limitación puesto que en las transferencias se permiten hasta 5.000 euros.

Publicidad

Las comisiones más costosas

Una de las comisiones más costosas se derivada de incurrir en descubiertos (aunque sean tácitos o permitidos por la entidad) que se suman a los intereses que éste genere.

En este sentido, el banco puede cobrar un porcentaje fijo por demora, a lo que se suman los intereses que genera, más la comisión por notificación al descubierto.

Estefanía González, portavoz de finanzas personales de Kelisto, añade entre las comisiones más habituales se listan las de emisión y renovación de la tarjeta de débito, pero como matiza “puede ser que la primera sea gratuita y que luego nos empiecen a cobrar por la segunda”. 

Y, siguiendo esta estela, la comisión de emisión y renovación de la tarjeta de crédito. 

Publicidad

Cheques y retirada de dinero en ventanilla

Los ingresos de cheques y las retiradas de dinero en ventanilla justifican las comisiones menos conocidas, pero las más dolorosas.

Para evitarlo, lo más aconsejable, especialmente si se trata de importes elevados ya que el banco puede aplicar un porcentaje en función del importe, es realizar una transferencia vía Banco de España.

También, aunque ya en desuso los bancos cargan comisiones por apuntes (a veces siendo gratis una serie de movimientos al mes y cobrando en excesos) y por ingresos de cheques. 

Gallardo recuerda que “entre los bancos más importantes, BBVA cobra dos euros por sacar dinero en ventanilla y tres euros por ingresos en cuentas en las que no es titular. Un euro si es desde cajero".

Caixabank también cobra dos euros por retirada en efectivo; Banco Santander, 3,5 euros, con un mínimo del 4,5%; y Abanca descuenta cinco euros por el ingreso de dinero en ventanilla si no se es titular de la cuenta.

Publicidad

Al mismo tiempo, explica González, “podemos encontrarnos con bancos que no cobren por estos servicios para sus cuentas tradicionales, pero que sí lo hacen con las online (que normalmente, además, suelen tener una política de comisiones más ventajosas que el resto, pero solo para operaciones vía digital)”.

Incluso, hay bancos que cobran por ingresar, como Banco Santander: 10 euros por ingresos de efectivo en ventanilla, sin aplicar ningún tipo de porcentaje. Para sortear estos cargos, la mejor forma es utilizar el uso del cajero.

En portada
Publicidad
Noticias de