Las cuentas que no aplican comisiones en su operativa básica

La domiciliación de la la nómina no es un requisito imprescindible para librarse de estos cargos

Los bancos están inmersos en una espiral de incremento de comisiones para intentar paliar los efectos de los tipos al 0% en sus márgenes de intereses.

Publicidad

En su defensa, las entidades argumentan que los servicios que ofrecen en España son mucho más baratos que en el resto de Europa y que el cliente debe acostumbrarse a pagar por las prestaciones que reciben, reconociendo cierto valor añadido a las operaciones.

Esto no quiere decir que no haya una parte importante de la banca que sigue ofreciendo sus servicios de manera gratuita, como política diferenciadora de otras entidades financieras. 

Bancos que no cobran comisiones

BBVA es una de las entidades que se resiste al cobro de comisiones. Mientras que su gran rival, Banco Santander, decidió cambiar su política de comisiones a través de Santander One, que incluye una comisión de 10 euros al mes si se tiene domiciliada la cuenta y hasta 20 si no existe ninguna vinculación con la entidad, BBVA comercializa su Cuenta 100% online sin comisiones.

Se trata de una cuenta sin vinculación que permite realizar toda la operativa bancaria básica y gestionar el dinero cómodamente desde cualquier parte y a través de cualquier dispositivo (teléfono móvil, ordenador o tablet).

Publicidad

Así, no tiene comisiones de administración y mantenimiento de la cuenta, ni de emisión de tarjetas, pero sí puntuales en las transferencias.

La filial ‘online’ de Santander, Openbank también tiene entre su oferta comercial una cuenta corriente sin comisiones. Se trata de la Cuenta Corriente Open, que tampoco tiene vinculación, aunque si domicilia los recibos y nómina podrá tener la recuperación del 1% del importe de sus recibos domiciliados o la posibilidad de acceder a rentabilidades de hasta un 5% TIN durante seis meses. 

Publicidad

Cuentas sin comisiones, pero con vinculación

Pero la domiciliación de la nómina sigue siendo la llave para acceder a cuentas que no cobren comisiones. A falta de ella, la banca acepta que se domicilien ingresos regulares.

Es el caso de ING. El banco de origen holandés permite contratar la Cuenta Sin Nómina que ofrece las mismas ventajas que la Cuenta Nómina ING, pero sin necesidad de vincular un sueldo. Basta con realizar ingresos mensuales iguales o superiores a 700 euros desde otra entidad para disfrutar de todas sus ventajas.

Esta misma política la aplica Bankinter con su Cuenta no-nómina, que se trata de una de las más completas. 

Publicidad

Así, ofrece una rentabilidad del 5% TAE durante el primer año y un 2% TAE durante el segundo año, que se aplicará sobre un máximo de 5.000 euros. Pero, además, ofrece la devolución del 2% de las compras con pago aplazado, tarjetas de crédito sin costes y seguro de accidentes gratuito.

Para ello es necesario domiciliar al menos 10 recibos al trimestre en la cuenta. Puede ser perfecta para los que no cuentan con ingresos regulares o para los que pagan muchos recibos pero tienen la nómina domiciliada en otra entidad bancaria.

Cuentas sin comisiones, pero con domiciliación de nómina 

Sin comisiones y con 150 euros más en el bolsillo. Es la Cuenta Clara de Abanca, que no tiene comisiones ni de mantenimiento ni de administración de cuenta, pero, si además, se domicilia la nómina permite acceder a regalo de dinero en efectivo. 

El último que sigue esta política es Evo Banco. Los clientes de EVO no tendrán que cumplir ningún requisito para tener acceso universal, gratuito, sin comisiones ni suscripciones a todo el catálogo de servicios financieros y tecnológicos.

Publicidad

Cuáles son las comisiones son las habituales

Cuatro son las comisiones más habituales. La de administración de la cuenta, que es la comisión que la entidad cobra al cliente por el uso de la cuenta. Suele ser un cargo que se lleva a cabo durante un periodo de tiempo determinado.

Comisión por mantenimiento, que es la más frecuente y es la que la entidad cobra por tener la cuenta abierta.

Comisión por transferencia, que es la que cobran las entidades por transferir dinero de una cuenta a otra. Aunque esta comisión suele estar incluida en la de administración, se puede cobrar un cargo por su inmediatez o por enviar dinero al extranjero.

Y, finalmente, la comisión por retirada de dinero de ventanilla. Algunas entidades cobran entre 2,5 y 3 euros por ello.

En portada

Noticias de