Banco Santander revoluciona las hipotecas para los más jóvenes

La entidad dirige estos créditos hipotecarios a clientes menores de 35 años

Banco Santander se ha lanzado por los clientes más jóvenes. Y lo hace con el único producto bancario que, hoy por hoy, da cierta rentabilidad a la banca: las hipotecas.

Así, Santander SmartBank, el modelo de banca joven de Banco Santander, estrena su nueva Hipoteca Joven para clientes menores de 35 años. 

Publicidad

El banco que preside Ana Botín contempla la financiación de hasta el 95% del menor valor entre tasación y compraventa (LTV) para hipotecas estándar a tipo variable o fijo y un plazo máximo de devolución de 30 años. 

Para adquirir este producto, será necesario aportar un aval personal que se extinguirá a los 5 años desde la formalización de la hipoteca.

Con esta petición, Santander evita repetir los errores del pasado donde los hipotecados solicitaban créditos por encima del 80% y que, en caso de crisis, impactaba negativamente en la cuenta de resultados por un incremento de la morosidad o de provisiones.

Publicidad

La oferta estará disponible sólo para 1.000 clientes.

Publicidad

Búsqueda y captura del cliente más joven

SmartBank es la división de banca minorista especializada en menores de 35 de Banco Santander.

Busca captar a clientes jóvenes, estrategia que le está dando buen resultado ya que el pasado mes de enero alcanzó el millón de clientes o Smarters.

Aunque no es el único banco que persigue este público objetivo. Caixabank lanzó Imagin con el objetivo de ganar clientes y fidelizarlos entre los estudiantes. Lo mismo ocurre con BBVA y su Cuenta Digital.

Pero ¿qué les reporta? El cliente bancario joven es objeto de deseo por el banco por varios motivos. Por un lado, por la necesidad de captar clientes en un momento en el que los antiguos son más propensos a moverse de entidad según sus necesidades.

Por otro lado, la captación, que empieza con el ofrecimiento de cuentas sin comisiones, a la larga es muy rentable para la entidad puesto que estos clientes, si se encuentran a gusto con la entidad, terminan contratando nuevos productos como tarjetas, créditos personales y finalmente hipotecas.

Publicidad

Los ingresos por comisiones son los verdaderos objetivos a lograr por la entidad. 

Además, son clientes muy digitales, que se relacionan con el banco a través de la banca ‘online’ con lo cual también resultan rentables al utilizar menos recursos físicos y de tiempo.

La guerra hipotecaria en marcha

Y, al mismo tiempo, con este producto Santander agita, de nuevo, el mercado hipotecario, único producto que resulta ahora mismo rentable a la banca, especialmente las hipotecas a tipo fijo.

Y esto es así, porque con estos créditos hipotecarios, la banca se asegura unos ingresos periódicos independientemente de la evolución del euríbor. 

Publicidad

Al mismo tiempo, la banca obtiene también rentabilidad vía vinculación. Es decir, con los productos asociados que se exigen para rebajar el diferencial del crédito hipotecario o para lograr un tipo de interés a tipo fijo atractivo.

En las últimas semanas, entidades como Banco Santander, BBVA y Caixabank abarataron sus préstamos mientras que la demanda aumenta. 

La producción hipotecaria en aumento

Lo cierto es que el negocio hipotecario está en aumento, a pesar del parón que sufrió la compraventa de viviendas durante los mees del confinamiento.

Pero con los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) se ve una recuperación más dinámica al superar las 40.000 operaciones.

Por poner un ejemplo, Bankinter aumentó un 44% el saldo de nuevas hipotecas captadas y logró un récord trimestral al rozar los 1.000 millones de euros, en concreto, consiguió 932 millones. 

Publicidad

Al cierre de marzo de 2020, esta cifra se situaba en los 647 millones de euros y en marzo de 2019, en época prepandemia, el volumen captado fue de 623 millones.

Con esta producción, Bankinter logra una cuota del 6,5% en nuevas operaciones, por encima de su cuota natural. 

En cuanto al tipo de interés que predomina en las nuevas hipotecas es el tipo fijo en el 77% del volumen total. 

Y es que como recuerda Simone Colombelli, responsable de hipotecas de iAhorro, “la estrategia de los bancos seguirá siendo la de apostar por el tipo fijo, que desde hace un tiempo se ha convertido en su mejor aliado para intentar capear la situación de inestabilidad que vive el mercado hipotecario y captar al cliente por más tiempo”.

En portada
Publicidad
Noticias de