Uber quiere la ley de su lado

Ante su inminente salida a bolsa, la compañía intenta poner a las autoridades de su parte.

«Estamos aquí para ayudaros a comprender los datos que Uber tiene», dijo Nick Pailthorpe, antiguo investigador de la Policía Metropolitana de Reino Unido y que ahora trabaja para la compañía de viajes compartidos. 

En una fría mañana de enero, se dirigía de esta manera a los detectives en la sede de la policía nacional holandesa en Utrecht. Fue invitado a hablar por uno de sus colegas, que recibió ayuda de Uber Technologies Inc. para identificar la dirección IP de un sospechoso. Los oficiales, jefes de departamento de los equipos de seguridad cibernética en los Países Bajos, se reúnen mensualmente para planificar la manera de combatir los delitos cibernéticos. La presentación de Pailthorpe despertó poca expectación hasta que explicó cómo Uber intentó ayudar a las autoridades después de los ataques terroristas de noviembre de 2015 en París. Un conductor de Uber, dijo, podía saber quién era uno de los terroristas involucrados en el incidente. Otra diapositiva destacó la capacidad de Uber para rastrear a un conductor en Christchurch, Nueva Zelanda, que había sido acusado de violación. 

Los detectives comenzaron a ver el potencial de la compañía, pero Pailthorpe respondió con cautela: «Tenemos que analizar la investigación y saber que todo lo que compartimos es legal».

Relación compleja

Pero Uber no es exactamente sinónimo de ley y orden. Se ha ganado a pulso una relación problemática con las autoridades de muchos países, incluyendo los Países Bajos, donde una serie de accidentes fatales que involucraron a sus conductores llevaron a los activistas a exigir una prohibición del servicio, en parte debido a un historial de rechazo a revelar posibles evidencias de abusos de conductores y otros delitos.

Al menos dos docenas de veces, según informó Bloomberg Businessweek, las oficinas centrales de Uber en San Francisco desconectaron su equipo en el extranjero para proteger los archivos de las redadas policiales.

Pero a medida que la compañía se acerca a su debut en bolsa, con una valoración de 90.000 millones de dólares, está tratando de poner a la policía de su parte.
El equipo legal de Uber está creciendo y ahora cuenta con más de 70 miembros. En 2018 han intensificado las relaciones con la policía para facilitar el intercambio de información.

Con 3 millones de conductores que proporcionan 15 millones de viajes diarios, la compañía cuenta con una gran cantidad de datos: ubicaciones de GPS; permisos de conducir, teléfonos, correos eléctronicos, tarjetas de crédito e información sobre vehículos y seguros.

Publicidad

En 2018, los responsables de desarrollar sus aplicaciones crearon un botón de emergencia que conecta directamente a los usuarios en los EE. UU. y parte de México con el 911. También, una nueva funcionalidad de Uber permite a amigos o familiares seguir un viaje, y ha comenzado a eliminar direcciones de las aplicaciones de los conductores después de los viajes.

Publicidad

En contacto

El equipo legal de Uber, que maneja las investigaciones sobre delitos que van desde los robos hasta la trata de personas, está distribuido en cuatro oficinas, aunque la más grande está en Ámsterdam. Suelen recibir numerosas llamadas solicitando información y Uber se pone en contacto con la Policía cuando hay una crisis. El 3 de junio de 2017, durante el ataque terrorista en Londres, la compañía estableció un perímetro alrededor del área para evitar nuevas recogidas, limitando las formas en que un posible sospechoso podría huir. 

Pero la compañía también tiene un historial de mala gestión de sus datos. En septiembre acordó el pago de 148 millones de dólares para resolver reclamaciones relacionadas con el robo de datos de más de 25 millones de usuarios en Estados Unidos del que no informó.
Wendy Seltzer, abogada afiliada al Centro Berkman Klein para Internet y la Sociedad en Harvard, dice que «las personas que se registran en Uber deben darse cuenta de que su información puede ser utilizada en una investigación policial».

Publicidad
En portada

Noticias de