El futuro de las socimis pasa por las fusiones

Un informe de la consultora JLL y BME apuesta por las fusiones entre socimis para aumentar su tamaño y eficiencia

El futuro de las Sociedades Cotizadas de Inversión Inmobiliaria (socimis) pasa por la fusión entre estos vehículos de inversión para recuperar su valor anterior a la pandemia.

Al cierre del pasado abril, las socimis alcanzaron un valor de 22.451 millones de euros, un 2 por ciento más respecto al año pasado, según se desprende de un informe de la consultora JLL y el operador de la bolsa española, BME, publicado este martes.

En comparación con los primeros cuatro meses de 2019, las socimis han perdido un 13 por ciento desde los 3.300 millones de euros en los que se situaron entonces.

Además, el peso de las cinco mayores sociedades españolas se redujo hasta el 64 por ciento en términos de capitalización bursátil, tres puntos menos que los niveles de hace dos años.

Oportunidad tras la pandemia

“Las perspectivas ante el final de la pandemia comienzan a presentar oportunidades de consolidación en un segmento que no ha perdido nada de atractivo”, explica Jesús González-Nieto, director gerente de BME.

Al cierre de 2020, las socimis recogidas en BME Growth sumaron un valor de mercado de 13.600 millones, que representa no obstante una pérdida del 34 por ciento respecto al año anterior.

Publicidad
Publicidad

También redujeron la retribución a los accionistas, desde los 1.151 millones repartidos en 2019 hasta los 707 millones del pasado ejercicio.

Por tanto, para recuperar los niveles previos al Covid, las socimis deberán apostar por las fusiones, según deslizó en la presentación del informe Enrique Losantos, consejero delegado de JLL.

Una tesis que se refuerza en el documento. “Los efectos de la pandemia podrían alterar el ecosistema de las socimis y con ello, la búsqueda de un mayor tamaño vía fusión o adquisición de compañías”, reza el texto, “reforzando así su defensa”, pese a que, añade el informe, estas "no se han producido".

El reto de ser más sostenibles

Por delante, estas sociedades tienen el reto de responder a la mayor demanda en torno a criterios de sostenibilidad que exigen cada vez más los inversores.

“Si sumamos los impactos en emisiones de CO2 de la actividad constructora y el impacto en la operación de los inmuebles, el sector inmobiliario es el de mayor impacto medioambiental”, explicó Losantos.

Publicidad

Por tanto, las empresas inmobiliarias como las socimis “deben poner el foco en alcanzar nuevos niveles de sostenibilidad”.

En portada
Publicidad
Noticias de