Archegos cava a la banca un agujero de 10.000 millones de dólares

La factura final entre los grandes bancos de Wall Street podría alcanzar los 10.000 millones de dólares, según calculan en JP Morgan

El colapso del ‘hedge fund’ Archegos conmocionó a la gran banca de inversión mundial y podría ocasionar un agujero en pérdidas de hasta 10.000 millones de dólares, según calcularon los analistas de JP Morgan.

La peor parte se la llevarán Nomura y Credit Suisse. El banco japonés podría perder en torno a los 2.000 millones de dólares, mientras que las pérdidas en la entidad suiza oscilarán entre los 2.000 y los 3.000 millones de dólares.

Según explicaron los expertos de JP Morgan, que se alcancen estas cifras “no es improbable”, pues serán unas pérdidas “muy importantes” teniendo en cuenta la exposición crediticia a las inversiones del fondo.

En Wall Street, la prioridad pasa ahora mismo por calcular el impacto de la quiebra de Archegos, puesto que si la factura final se dispara, podrían desatarse las turbulencias en el sector financiero, con el riesgo de contagio a todo el mercado.

Publicidad

Desconcierto general entre los analistas por el colapso de Archegos

Se entiende mal en los círculos financieros de Nueva York que las operaciones opacas del ‘hedge fund’ se hayan ido de las manos, especialmente en mitad de una pandemia y con la economía estadounidense saliendo del bache.

“Todavía estamos desconcertados porque Credit Suisse y Nomura no hayan podido deshacer todas sus posiciones”, argumentaron en JP Morgan. Los expertos esperan que ambas entidades ofrezcan detalles completos a finales de esta semana.

Publicidad

Por eso mismo, están recomendando a los inversores que vigilen su exposición al crédito y las recomendaciones de las agencias de rating, ya que se espera que la gestión de los riesgos haya sido deficiente. De momento, S&P rebajó sus perspectivas de ‘estable’ a ‘negativa’.

Para Credit Suisse puede ser un paso en falso muy serio, que podría acabar con más de un año de beneficios, amenazando sus planes de recompra de acciones y creando un grave riesgo de reputación.

El banco suizo también se vio salpicado recientemente por la quiebra de la entidad de servicios financieros Greensill Capital, debido a la exposición de su gestora a esta compañía.

Un drama para Nomura

Para Nomura, el colapso de Archegos también será un drama. Es cierto que la entidad se apresuró a decir que las pérdidas no afectarán a su solvencia pero los analistas esperan que se veo obligada a recortar dividendos y rebajar sus planes de recompra de acciones.

Además, el banco Mitsubishi UFJ Financial, la mayor entidad financiera de Japón se unió al grupo de afectados y anotará unas pérdidas en sus resultados del próximo trimestre de 270 millones de dólares.

Publicidad

Mejor parado salió Goldman Sachs, que fue el primer banco en iniciar la liquidación de las posiciones del fondo, desencadenando una especie de “efecto dominó” que forzó a las demás entidades a seguir sus pasos.

Igualmente, Wells Fargo consiguió esquivar la tormenta. El banco con sede en San Francisco dijo que “estuvo bien garantizado en todo momento durante la última semana” y recalcó que ya no tiene ninguna exposición a Archegos.

Más presión para Biden

El incidente de Archegos redobló la presión sobre la Administración Biden para que estreche el cerco regulatorio sobre las entidades financieras.

De hecho, era uno de los puntos fuertes de su programa electoral pero no será sencillo. “A las bolsas y a los inversores les gusta la liquidez, no será fácil”, apunta Larry Peruzzi, experto de la firma Mischler Financial.

Publicidad

De entrada, los reguladores convocaron a los grandes bancos de Wall Street para pedir explicaciones. En la recámara están posibles medidas a tomar, como la limitación de las operaciones en bloques.  

 

En portada
Publicidad
Noticias de