"Vieja Pescanova" alerta de riesgos sobre la "Nueva Pescanova"

Pescanova, que es ahora una sociedad de cartera, ha remitido a la CNMV un informe donde alerta sobre riesgos e incertidumbres de la "Nueva Pescanova" derivados de la valoración que han hecho de los activos y pasivos segregados en 2015 sus nuevos administradores. También ha alertado de los posibles riesgos que pueden acarrear las "decisiones que han tomado o puedan tomar".

sede-pescanova-pontevedra--644x362

La conocida como "Vieja Pescanova" ha explicado en un hecho relevante que el pasado 10 de febrero de 2016 se hizo público el contrato de financiación denominado crédito súpersenior que Nueva Pescanova firmó con fecha 29 de diciembre de 2015, en unas "condiciones muy desfavorables frente a las condiciones de mercado". Este crédito contempla una comisión de aseguramiento de 300 millones de euros pagadera a 20 años o hasta 30 años, y que devenga unos intereses del 1% anual. 

Pescanova ha dicho que el crédito fue suscrito contra su propio criterio y ha subrayado que éste, tenía una contrapartida de efectivo, es decir, Nueva Pescanova solicitó hasta 125 millones de deuda al 15% de interés, que figuraban en el activo como entrada de caja por la parte dispuesta. Sin embargo, los 300 millones de euros de deuda adicional no suponen una entrada de caja en la compañía, sino el devengo de una comisión a favor de los prestamistas, ha afirmado la sociedad de cartera.

A juicio de Pescanova, esta decisión, si no se revoca, tendrá dos efectos negativos sobre Nueva Pescanova porque "deteriorará con carácter permanente el patrimonio, ya que de acuerdo con las normas contables habría de reconocer como un pasivo los 300 millones de euros y todo el coste de los intereses y comisiones en exceso de los de mercado, y también "el pago de los intereses supondrá una pérdida adicional de liquidez para el Grupo".

Asimismo, ha recordado que ellos tuvieron conocimiento a través de una nota de prensa difundida por Nueva Pescanova de la cancelación del crédito súpersenior por la parte de los 125 millones de euros. No obstante, la comisión de 300 millones de euros asociada a la misma no ha sido cancelada, por lo que sigue pendiente de pago.

El Consejo de Administración de la Sociedad ha encomendado al bufete de abogados Estudio Jurídico Sánchez Calero la preparación de una demanda de nulidad contractual dirigida contra el contrato de crédito supersenior, con el fin de evitar el perjuicio que supondría a la Sociedad la definitiva materialización de este riesgo. 

La 'vieja' Pescanova también ha presentados sus resultados semestrales, en los que registró un beneficio de 30.000 euros, que contrastan con las pérdidas de 2,9 millones en los seis meses anteriores.

A cierre de su primer semestre, el importe de la cifra de negocios ascendió a 33.000 euros, apenas una tercera parte de los 104.000 euros del semestre anterior.

La sociedad cuenta con una deuda financiera a largo plazo por valor de 7,8 millones y a corto plazo por 11,4 millones. En ambos casos, el pasivo se encuentra asumido indirectamente por la Nueva Pescanova a través de un crédito, explica la sociedad.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.