Vecinos finca n'Arai acusan Govern de no mantener en buen estado el edificio

Los inquilinos de la finca de la calle N'Arai, número 3, de Barcelona acusan a la Generalitat de no mantener en un buen estado el edificio porque podría pasar a manos de la Fundación Hospital Clínic.

Resistim al Gòtic y Sindicat de Lloguers han apoyado a los vecinos de la calle n'Arai 3 en una rueda de prensa donde han informado de la situación en la que viven actualmente y de los próximos pasos que llevarán a cabo en sus conversaciones con la Generalitat.

Un vecino de la finca, Ígor, asegura que "en 2002 la dueña de la finca murió, pero los vecinos no lo supimos hasta siete años más tarde porque el administrador ocultó su muerte durante todo ese tiempo, es entonces cuando la Generalitat entra en escena porque la fallecida no había dejado herederos."

"Siempre se nos ha contestado que una renovación de los contratos de alquiler no era posible, ya que era una herencia intestada y eso les obligaba a subastarla, pero varios informes jurídicos que nos aportaron desde el Ayuntamiento de Barcelona afirman que la Generalitat podría regularizar los contratos de alquiler de los vecinos", manifiesta el vecino.

Desde la comunidad de vecinos aseguran que la Generalitat ha paralizado el mantenimiento general de la finca, la realización de reformas y reparaciones necesarias del inmueble, además de la degradación y deterioro grave de la finca y las viviendas, que ha ocasionado el abandono de responsabilidades y deberes del propietario titular.

Otra vecina de la finca, Esther, ha explicado que "el 8 de marzo los vecinos presentamos un escrito a la Generalitat en el cual le dábamos dos semanas de tiempo para que nos contestase antes de comenzar a manifestarnos públicamente y recibimos la respuesta ayer, solicitándonos una reunión el lunes 1 de abril a las 16 horas."

La finca es una propiedad vertical en la que seis viviendas y dos locales tienen contratos temporales ya extinguidos, que se renuevan mensualmente o anualmente, y en la que viven vecinos que son inquilinos desde hace 25 años e incluso más de 50.

En la rueda de prensa, los vecinos han asegurado que las últimas noticias que tienen son que el tribunal ha dictaminado que la Fundación Hospital Clínic se trata de un heredero de la finca de mejor derecho, con lo cual la Generalitat dejará de ser la propietaria en un periodo de tiempo que desconocen, y no saben qué hará con ella.

"No descartamos la posibilidad de reunirnos con el Ayuntamiento y la Generalitat para que nos sirvan de apoyo para una posible negociación con la Fundación Hospital Clínic para no tener que dejar la finca", ha asegurado Ígor.

Aun así, la Generalitat sigue siendo la dueña de la finca, con lo cual los vecinos le exigen que haga nuevos contratos a los inquilinos con precios asequibles, que vele por la no expulsión de vecinos en situación vulnerable y que facilite la ocupación de todas las viviendas de la finca incorporándolos al parque de vivienda público social.

Otra de las peticiones de los vecinos es la total anulación de la venta de inmuebles recibidos por herencias intestadas y que estos se destinen directamente a ampliar la oferta de vivienda social.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.